Von Bingen, protagonista del trabajo de María Jonas, una leyenda viva de la música medieval

Von Bingen, protagonista del trabajo de María Jonas, una leyenda viva de la música medieval

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

Maria Jonas lleva al CIMm de la Valldigna el legado de la única mujer ante la que bajaron la cabeza reyes y papas en el siglo XII: Hildegard von Bingen.

La artista alemana ha impartido un curso enfocado en la figura de la autora más prolífica de la Edad Media.

Jonas ha fundado varias agrupaciones como Ars Choralis Coeln, una escuela femenina de música medieval, Ala Aurea, un ensemble medieval con la fidulista Susanne Ansorg, y el trío Sanstierce, ofreciendo conciertos y cursos por todo el mundo.

Recientemente ha elaborado un exhaustivo trabajo sobre la figura y obra musical de una de las mujeres más fascinantes del siglo XII, Hildegard Von Bingen, a la que se conoció en su tiempo como ‘La Sibila del Rhin’.

El Centro de Investigación e Interpretación de la Música Medieval (CIMM) de la Valldigna (Valencia) celebra un nuevo encuentro mensual organizado por la Mancomunidad de la Valldigna y la Consejería de Cultura, por el que ya han pasado prestigiosos músicos como Eduardo Paniagua, en formato de curso y concierto.

María Jonas, una leyenda viva de la música medieval

La personalidad creativa y versátil de María Jonas se suma a su especialización en música medieval, contemporánea e improvisación.

Von Bingen, protagonista del trabajo de María Jonas

La compositora de autoría conocida más prolífica de la Edad Media afirmaba que el alma es sinfónica y el canto que el ser humano entona con el alma es un eco de la armonía celeste siendo por tanto la música instrumento para una transformación personal y también colectiva.

Von Bingen (1098-1179) nació en Alemania y fue la décima hija de una familia aristocrática que la entregó como diezmo al monasterio de Disibodenberg. A la muerte de su predecesora, Jutta de Spanheim la sucedió como magistra del cenobio femenino.

Según ‘La vida de santa Hildegard’, escrita por Teodorico de Echternach tras su muerte, Jutta ‘le instruyó en el salterio decacorde y enseñó a gozar de los salmos de David’.

También afirma que ‘componía cantos y melodías para alabanza de los santos y de Dios sin haber recibido nunca una formación específica y que los interpretaba aun sin haber estudiado notación musical neumática ni canto’.

Música en directo en el Monasterio de la Valldigna

Además del curso, María Jonas ofreció un espectáculo en el Monasterio de la Valldigna, ubicado en Simat de la Valldigna (Valencia) el sábado 29 de febrero a las 19:30 horas, acompañada por Jota Martínez, uno de los grandes intérpretes de violas de rueda y cítolas, especializado en el instrumentarium musical de la Edad Media.

Durante su presentación, la directora del Centro Internacional de Música Medieval (CIMM), Mara Aranda, afirmó que “el objetivo del centro es profundizar en la interpretación y estudio de las músicas medievales, los códices manuscritos, así como la reconstrucción de instrumentos de la época” dado que, añade, “la Valldigna es un lugar idóneo para un proyecto de estas dimensiones en el que no solo están invitados a participar profesorado y alumnado comarcal o nacional, sino todo aquel interesado en profundizar en los casi mil años de historia musical que en los conservatorios apenas se trabaja epidérmicamente”.

En palabras de Aranda se ha hecho un esfuerzo para que el cartel de cada año académico de formación tenga representados tanto profesores nacionales como de fuera de nuestras fronteras. Se está asimismo en negociaciones con otros centros europeos de música medieval para permitir el intercambio de conocimientos, material, profesorado y becar a alumnado”.

Dado el grado de éxito y aceptación de la programación realizada hasta la fecha, Aranda afirma que “realmente, Europa estaba esperando una iniciativa de este tipo, dirigida al público interesado, cada vez más numeroso, en no solo aproximarse sino realizar una inmersión más allá de la superficie en las músicas de tradición medieval y su contexto histórico”.

Entrevista María Jonas

– María, has sido invitada por el Centro Internacional de Música Medieval con sede en el monasterio Real de Santa María de la Valldigna, en Simat de la Valldigna, Valencia.
El centro inauguraba su actividad en enero y es el primer centro en España dedicado íntegra y exclusivamente a la música medieval. Cuéntanos qué programa has desarrollado con tus alumnos y alumnas?

Mara Aranda me invitó a desarrollar un programa que girara alrededor de la música de Hildegard von Bingen que vivió en el siglo XII, una música bastante lejana en el tiempo.

Es una música monódica, como el canto gregoriano, y no muy conocida.

- Eres internacionalmente conocida por tu estudio e interpretación entorno a una mujer ante la que se arrodillaron papas y reyes, Hildegard von Bingen. ¿Qué te une a esta personalidad histórica?

Eso es difícil de responder porque no ha trascendido mucho de su personalidad.

Sabemos que era una mujer muy fuerte y con muchísimos talentos: escribió libros, tenía visiones y fue abadesa de dos monasterios, por lo que entendemos que tenía la capacidad de dirigir.

Me une probablemente su espíritu rebelde y su voluntad de crear algo positivo en aquel mundo complicado, porque la época que le tocó vivir fue de tránsito, muchas ideas nuevas, la sociedad estaba empezando a modificarse.

Fue también, probablemente, la primera ecologista conocida, luchaba por la naturaleza y su protección. Pero al mismo tiempo hay muchas cosas que sabemos de ella en las que no coincido como que tenía una mente muy jerárquica, aristocrática, eso no me uno nada con ella.

- ¿De dónde has obtenido la información para interpretar el legado musical de Hildegard? ¿Has hecho trabajo de investigación? ¿Se conservan documentos originales, partituras de la época?

Fue con Barbara Thornton la directora del ensemble Sequentia con quien por primera vez canté Hildegard.

Fue gracias a ella que el mundo de la música antigua conoció esta música a través de una formación musical muy importante, que me aportó mucho.

Guardo un profundo agradecimiento hacia Barbara que murió lamentablemente hace ya más de 20 años.

Cuando aquello pasó decidí formar mi propio grupo “Ars Choralis Coeln” y seguí con el trabajo de investigación sobre la música de Hildegard, hasta hoy día en que sigo haciendo las transcripciones yo misma.

Existen dos códices con la música de Hildegard y los dos se encuentran online, por tanto actualmente es muy cómodo transcribir la música y ver los originales en casa, no hay que ir a archivos y bibliotecas como en la época de Barbara Thornton.

- La personalidad de Hildegard es fascinante. Se dice de ella que es la primera feminista de la historia y también botánica, sexóloga, música, visionaria, consejera…, ¿fue un caso realmente excepcional de mujeres compositoras en el medievo?

Bueno, ella si fue una persona realmente excepcional pero no era feminista, porque era muy conservadora.

Hildegard vivió en un mundo medieval con su orden, con sus estamentos, y cada uno era parte de este orden simplemente.

La gente estaba contenta con este modo de organización porque eso le daba una seguridad, no podían vivir como nosotros hoy.

La experiencia de la vida era muy diferente a la de hoy y no podemos imaginarnos cómo fue.

Entonces es bueno ahondar en la historia medieval del siglo XII antes de utilizar palabras que son del siglo XX como feminismo.

Ella compiló la sabiduría de su siglo respecto a las plantas, los árboles, también de las estrellas y de cosas que hoy llamamos ciencia.

Pero en la época medieval no había “scienia” en el sentido del siglo XIX.

Sí, ella era un genio universal pero este “universal” era diferente al universal de hoy. Lo que sí sabemos es que tenía visiones y audiciones aunque tampoco sabemos exactamente cómo funcionaba y no podemos saberlo hoy.

Quizá fuera simplemente una persona con mucha imaginación a la que hoy llamaríamos genio o compositora o escritora, pero ella en su época y como mujer sobre todo no podría decir de ella misma que era esto.

Para que aceptaran aquello que hacía tenía que tener una conexión con Dios, algo más grande que ella, que le otorgaba el permiso para escribir libros.

- ¿Cual és tu manera de abordar la música medieval de la que hay menor información que en épocas posteriores a nivel de partituras y referencias para su interpretación?

Eso es un campo muy grande y hay muchas posibilidades de interpretación.

Yo comienzo con el sistema pitagórico con el cual funcionaba la música de esa época y también la música de Hildegard.

En ese sistema con quintas puras uno se da cuenta directamente cómo funciona la música con su propio oído y esa es la práctica que realizo con mis alumnas antes de comenzar a aprender propiamente una canción de Hildegard.

También hay que saber cómo funcionan los neumas que en esta época nos dan una información y directrices importantes de interpretación. Hay que trabajar alrededor de la retórica porque esa música no tiene compás ni ritmo.

El ritmo viene dado por las palabras del texto, las frases que forman.

- ¿Qué te atrae de la música medieval más que de otras músicas?

Para mí la música medieval tiene la libertad que no encuentro en otras épocas que conozco como oboista y como cantante.

Cuando escuché la música medieval por primera vez con la voz de Montserrat Figueras no quería hacer otra cosa más que cantar música medieval.

Fue un camino largo y me costó muchos años hasta hacer lo que estoy haciendo hoy.

Me acerco con la música medieval a la música qué más me gusta escuchar cuando tengo tiempo: el Jazz.

- ¿Cómo ves el futuro de la música medieval en el mundo? Se dice que estas músicas han sido menospreciadas por los músicos clásicos. ¿Cuál es tu opinión?

Si uno decide hacer música medieval necesita investigar mucho porque no se puede comprar una partitura, hay que hacerla.

Muchos músicos no tienen interés en realizar este tipo de trabajo, quieren simplemente tocar y cantar, nada más.

Y muchos musicólogos dicen que esta música no existe porque no hay nada escrito.

Pero mi opinión es que nos ofrece mucha libertad de expresión.

La Edad Media fueron casi 1000 años, así que podemos encontrar en el transcurso de los mismos muchos estilos diferentes.

Y por eso creo que hay un futuro porque la música medieval siempre es música contemporánea ya que hay que crearla nuevamente.

También es un puente entre los mundos occidental y oriental que me parece una cuestión muy importante para reflexionar, elaborar y experimentar en el presente.

El centro está ubicado en la Comunidad Valenciana y está teniendo una repercusión inusitada en el contexto de las músicas cultas.

- ¿Crees que hay un público cada vez más interesado en el medievo, en sus músicas? ¿Qué crees que mueve a esta gente a acercarse a los cursos y conciertos? ¿Qué encuentra en ellos?

Bueno, si por ejemplo hablamos del concierto que ofrecimos en el CIMm constatamos cómo mucha gente estaba tremendamente entusiasmada con una música seguramente desconocida, a la que se acercaban por primera vez.

Era música nueva, pero este espacio donde se realizan los conciertos, ubicado en la antigua almazara del convento, con una acústica excepcional les ayudó a escuchar, les abrió no solamente el oído sino un nuevo mundo con nuevas experiencias y nuevas ideas y volvieron a casa con algo que probablemente no esperaban y que les sorprendió positivamente.

Eso no se puede dar con una sinfonía de Beethoven por ejemplo que todo el mundo conoce.

- Eres posiblemente la intérprete internacional que mejor conoce el trabajo de Hildegard pero también otros programas de música medieval. ¿Qué te ha parecido la programación del CIMm?

Me gusta mucho el programa que Mara ha diseñado porque ha conseguido reunir músicos de todos los campos y estilos medievales.

Hay muchos intérpretes con aproximaciones muy diferentes y es muy bueno ver que se puedan unir en un sitio como este, además de que para los alumnos es un intercambio muy rico porque hay pocos lugares que apuesten, con mucho esfuerzo, traer tantos músicos de diferentes campos.

Generalmente cada uno de estos intérpretes y profesores tiene su espacio en su su ciudad y normalmente son los alumnos los que tienen viajar.

- Esperamos tenerte muy pronto en España de nuevo. En el próximo curso del CIMm al cual asiste, continuando con su formación, profesorado de música así como músicos y cantantes profesionales, alumnos de enseñanzas artísticas que pueden obtener sus diplomas así como convalidación de puntos por asistencia para los funcionarios, creo que hay la propuesta de abrir una asignatura permanente de canto, además de diferentes instrumentos medievales, a la que estás invitada para trabajar el legado musical de Hildegard von Bingen. ¿Hay suficiente material para pasar una año dedicado a su obra musical?

Absolutamente.

Después de ese primer curso puedo decir con rotundidad que sí hay material, sí hay suficientes cantantes interesadas que tienen, además, un nivel muy alto por eso se podría realizar aquí sin problemas y con mucho mucho gusto.

Sería un sueño tener aquí en España una schola permanente que practica la música de Hildegard y revive no solo su música sino el espíritu que la animó a crearla.

No hay comentarios sobre “Von Bingen, protagonista del trabajo de María Jonas, una leyenda viva de la música medieval”

Añadir un comentario.

Escribir un comentario



  • Compositores

    Juan del Encina

    Juan del Encina Quizás si algún día buscando entre legajos encontramos alguna frase referida a Zerbantes, sonreiremos y seguiremos...

    noviembre 27th, 2018 | Leer Más