Una chaconne barroca al órgano

Una chaconne barroca al órgano

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

Recientemente un grupo de amigos (aunque sean virtuales) han hecho un curso de organistas. Yo de siempre he sentido una especial predilección por el rey de los instrumentos y, para qué engañarnos, se me ponen los dientes largos de envidia (sana) por los que han asistido a ese curso. Como muestra de mi gratitud, aquí te traigo hoy esta auténtica maravilla. Sirva de dedicatoria a todos los organistas que tan llenos están de música y que de tanta música nos llenan.

El compositor de hoy, que creo que hace su debut, es Johann Caspar Ferdinand Fischer (c1656-1746), alemán nacido posiblemente en Schönfeld. Algunos musicólogos lo consideraron uno de los mejores compositores de música para teclado de su época. En su música se aprecia claramente la influencia de Lully, siendo FIscher uno de los principales introductores de la música del francés en Alemania. En la música para teclado se aprecia la influencia de Froberger. Como no podía ser menos siendo el maestro que era, tanto Bach como Handel conocían la música de Fischer.

Hoy te traigo una Chaconne (chacona). Una de las obras más conocidas de Fischer es la titulada Musikalischer Parnassus, es decir, “Parnaso musical”. Son suites cuyos títulos toman el nombre de las distintas musas de las artes. La suite titulada Euterpe (la musa de la música) termina justo con esta imponente chacona, que no es más que una danza en la que se desarrollan unas variaciones sobre un bajo que siempre se va repitiendo (basso ostinato).

Pero también quiero dedicar unas palabras al fastuoso instrumento en la que está interpretada. Está en la Basílica de la Santa Cruz en Burdeos y fue construido por Dom François Bedos de Celles. Fue un monje organero de mucha erudición. Comenzó el órgano en 1748 y lo terminó cuando Bedos tenía 39 años. Se trata del órgano más importante construido por este maestro. Ha sido felizmente restaurado Pascal Quoirin de Carpentras y la crítica mundial lo ha aclamado como un trabajo perfecto de restauración.

Aunque prolijo, no me resisto a dar la lista de sus registro para deleite de los entendidos:

I Positif (do1-re5): Montre 8, Bourdon 8, Prestant 4, Doublette 2, Plein-jeu 9 hileras, Flûte 4, Nasard 2 2/3, Tierce 1 3/5, Larigot 1 1/3, Cornet 5 hileras, Trompette 8, Clairon 4, Cromorne 8, Voix humaine 8.
II Grand-Orgue (do1-re5): Bourdon 32, Montre 16, Bourdon 16, Montre 8, Flûte 8, Bourdon 8, Prestant 4, Doublette 2, Fourniture 2 hileras, Cymbale 13 hileras, Gros Nasard 5 1/3, Grosse Tierce 3 1/5, Nasard 2 2/3, Tierce 1 3/5, Grand Cornet 5 hileras, 1ère Trompette 8, 2ème Trompette 8, Clairon 4.
III Bombarde (do1-re5, sin do#1): Bombarde 16, Gros cromorne 8.
IV Récit (sol2-re5): Cornet 5 hileras, Trompette 8.
V Echo (do2-re5): Cornet 5 hileras.
Pédalier (fa0-mi2): Flûte 16, 1ère flûte 8, 2ème flûte 8, Flûte 4, Bombarde 16, 1ère trompette 8, 2ème trompette 8, Clairon 4.

Diapasón: La 392 Hz y afinación mesotónica.

La partitura de la chaconne la tienes aquí.

Interpreta esta obra en este glorioso instrumento el recientemente fallecido Gustav Leonhardt.

3 Comentarios sobre “Una chaconne barroca al órgano”

  1. Radames paz dice:

    No veo la partitura por ningun lado!!L

Escribir un comentario



 

  • Compositores

    Juan del Encina

    Juan del Encina Quizás si algún día buscando entre legajos encontramos alguna frase referida a Zerbantes, sonreiremos y seguiremos...

    agosto 22nd, 2014 | Leer Más