Se prohíben las Danzas del Corpus en la iglesia del Patriarca (Valencia)

Se prohíben las Danzas del Corpus en la iglesia del Patriarca (Valencia)

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

Los responsables del Real Colegio del Corpus Christi de Valencia (el Patriarca) han prohibido que se realicen las Danzas en la procesión de la Octava del Corpus.

Estas danzas fueron recuperadas  por  Rodrigo Madrid, director de Capella Saetabis, que trabajó durante diez años en la recreación de los bailes al frente de un sólido equipo de investigadores, músicos, coreógrafos, maestros de baile, danzantes e indumentaristas para recuperar unas danzas en las que trabajan alrededor de treinta personas.

Las actuales danzas  comenzaron su andadura hace cinco años, en 2010, con el entusiasmo del público que llenaba el Real Colegio del Corpus Christi de Valencia para admirar el espectáculo sacro que allí se realizaba “recuperado para mayor grandiosidad de la celebración eucarística”. El año pasado ya  hubo un intento de prohibición para que estas danzas no se bailasen. Este año la orden ha sido tajante: las danzas quedan desterradas definitivamente de la procesión de la Octava del Corpus en la iglesia del Patriarca.

Historia

Las  Danzas para la procesión del Corpus fueron realizadas por encargo del Patriarca de Valencia San Juan de Ribera a su famoso maestro de  capilla Juan Bautista Comes en 1609. Cabe pensar que el origen sevillano de Juan de Ribera debió de influir para que se instaurasen en Valencia unas danzas que, a imitación de las celebradas en la capital andaluza, contribuyeran con su desarrollo al boato exterior en la procesión del Corpus valenciano.

Si bien es cierto que San Juan de Ribera al llegar el final de su vida las prohibió, como así consta en las Constituciones fundacionales, era tal el entusiasmo popular que las danzas despertaban que, pese a la prohibición del Santo, estuvieron realizándose por espacio de varios siglos. Ni siquiera el año que murió el Fundador (1610) dejaron de celebrarse, antes bien, su fama fue creciendo año tras año.

Este frenesí por el espectáculo sacro en la procesión del Patriarca aumentó durante los siglos XVII y XVIII como queda reflejado en las actas capitulares de esta iglesia con la renovación de los papeles de música, los vestidos y la confección de un tablado portátil al que se subían los infantillos y que se trasladaba de un lugar a otro de la procesión para permitir el mayor  lucimiento de los danzantes.

Así lo refleja José Climent, experto musicólogo, en su documentado libro “Juan Bautista Comes y su tiempo” citando el Libro de Determinaciones, tomo II, folio 118 de la propia iglesia:

“En 1 de junio de 1696. Assí mesmo quedó determinado que para que las danzas se luciesen en los claustros en la Procesión del Cabo de Octava, se hiciese un tablado portátil y que se pusiese en los puntos destinados para las danzas y  para que sobre él danzaran los infantes, y assí se lucieran y gozase de la fiesta”

Era tal el fervor  popular que tenían las danzas que para suprimirlas hubiera sido necesario suprimir la procesión. Las danzas se celebraron ininterrumpidamente desde 1604 hasta 1814.

Prohibiciones

Según señala el estudioso del Corpus valenciano Baltasar Bueno, “Fue en 1814 cuando el ultraconservador arzobispo de Valencia, Veremundo Arias las eliminó de la procesión eucarística. Le debió de parecer irreverente al arzobispo Arias la presencia de los infantillos danzantes en la procesión y las prohibió”.

Más de un siglo de silencio absoluto a lo largo del siglo XIX y buena parte del XX dieron paso a intentos parciales de recuperación en los años 1966, 1972 (VIII Congreso Eucarístico Nacional), 1997 y 2002 hasta que en el año 2005 Rodrigo Madrid, como director del Proyecto, con el soporte de la Generalitat Valenciana, la Sociedad Española de Musicología, la Universidad de Valencia, la indumentarista Victoria Liceras y el permiso del Patriarca acomete de forma integral un proyecto para la recuperación de la música, la realización del fastuoso vestuario y la recreación de los pasos de baile que dan como resultado las actuales Danzas del Corpus.

Desgraciadamente la fecha del 2 de junio de 2016, celebración de la Octava del Corpus, quedará marcada como un nuevo capítulo de prohibiciones que añadir a su larga historia pues los actuales responsables del Patriarca vuelven a prohibir los bailes de los infantes.

“Estoy asombrado ante esta prohibición” ha declarado Rodrigo Madrid a los periodistas, para seguidamente añadir que las danzas se volverán a hacer el año que viene, fuera del Patriarca, en uno de los varios lugares sobre los que actualmente se está negociando.

Véase la noticia en:

http://www.levante-emv.com/valencia/2016/05/28/seises-celebraran-ano-viene-fuera/1424149.html

http://www.levante-emv.com/valencia/2016/05/06/acto-emotivo-precioso-amics-corpus/1413911.html

Los bailes de los infantes en la Octava del Corpus del año 2014

https://www.youtube.com/watch?v=RVLNWQgrTG0&feature=youtu.be

No hay comentarios sobre “Se prohíben las Danzas del Corpus en la iglesia del Patriarca (Valencia)”

Añadir un comentario.

Escribir un comentario