Rodrigo Rodríguez interpreta el shakuhachi en el templo Ma-Cho, La Gema del Taoísmo

Rodrigo Rodríguez interpreta el shakuhachi en el templo Ma-Cho, La Gema del Taoísmo

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

Hoy traemos un nuevo vídeo del intérprete de shakuhachi Rodrigo Rodríguez grabado en el templo Ma-cho de San Fernando, La Unión, Filipinas. Es costumbre de este músico el actuar en escenarios de gran calidad histórica y arquitectónica, donde la ancestral flauta japonesa parece formar parte de este entorno épico y mitológico, que parece salido de una película.

El templo Ma-Cho es un templo taoísta dedicado a la diosa del mar, Mazu. Según la leyenda, Mazu era una niña con el nombre de Lin Mo que solo vivió hasta los veintiocho años y que vivo durante la dinastía Sung del Norte, que ostentó el poder en China desde el año 960 hasta el 1127 d.C. La leyenda cuenta que Lin Mo era compasiva y que podía hacer milagros con sus poderes. Murió a una edad temprana porque sacrificó su vida para salvar a los que estaban en las aguas turbulentas del mar.

La pieza que interpreta es Natsu Yama Uta (La canción de la montaña), una canción tradicional japonesa que normalmente se toca con la flauta de bambú shakuhachi acompañada del canto, aunque en esta ocasión Rodríguez realiza una versión exclusivamente instrumental.

La flauta shakuhachi es quizá el instrumento más sencillo que existe fuera de los de percusión.

Sin llaves, ni lengüeta, como otros instrumentos de viento occidentales, está construida de bambú madake (más duro y resistente que el vulgar) y, a pesar de lo simple de su estructura, es capaz de emitir un completo y complejo abanico melódico que abarca sonidos cautivadores cargados de misterio y embrujo.

Está construida de una sola pieza, a diferencia de otras flautas orientales, y consta de cinco agujeros.

El origen de este instrumento hay que buscarlo en China y no es hasta el siglo VIII en que es introducido en Japón.

La música de shakuhachi ha estado siempre asociada con la espiritualidad y con el budismo zen, en concreto, con los monjes komuso, una secta fundada en Japón en el siglo XIII.

Rodrigo Rodríguez es un maestro de talla internacional en la interpretación de este instrumento, así como en las tradiciones asociadas a él. Argentino de nacimiento, ha estudiado en Japón música clásica y tradicional bajo los linajes de Katsuya Yokoyama en «The International Shakuhachi Kenshu-kan School» a cargo del Maestro Kakizakai Kaoru.

No hay comentarios sobre “Rodrigo Rodríguez interpreta el shakuhachi en el templo Ma-Cho, La Gema del Taoísmo”

Añadir un comentario.

Escribir un comentario



  • Compositores

    Juan del Encina

    Juan del Encina Quizás si algún día buscando entre legajos encontramos alguna frase referida a Zerbantes, sonreiremos y seguiremos...

    noviembre 27th, 2018 | Leer más