Misa del cazador

Misa del cazador

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

Pepe Gallardo | La misa que te traigo hoy es curiosa donde las haya y tiene una historia curiosa.

Bueno, hoy te traigo parte de esa misa que se pasa en un suspiro, sobre todo porque es muy breve.

El maestro ya nos ha acompañado por aquí y es uno de los grandes nombres de su época y una gran referencia.

Prepárate para pasar un ratito delicioso.

Hoy nos acompaña Orlandus Lassus (1532-1594), maestro franco-flamenco nacido en Mons.

Cuenta la leyenda que tenía una voz extraordinariamente preciosa y fue secuestrado tres veces para que cantase en diversos lugares.

En 1553 era maestro de coro de la Basílica de San Juan de Letrán de Roma.

A pesar de tan reputado puesto, regresó a su país natal pasando por Amberes. Desde 1556 su carrera se centró en Múnich adonde conocí a los Gabrieli.

Orlando di LassoSu calidad como maestro de la polifonía era tal que tuvo reconocimiento por parte del emperador Maximiliano II, el rey francés Carlos IX y el papa Gregorio XIII.

Forma parte de la trinidad de polifonistas del siglo de oro junto con Tomás Luis de Victoria y Giovanni Pierluigi da Palestrina.

Del maestro Lassus te traigo hoy su Missa Jager, Missa Venatorum o Misa de la caza, a 4 voces.

El duque Alberto V al que estaba al servicio Lassus no era especialmente piadoso y, como tal patrón de Lassus podía exigirle que compusiese de cualquier forma, incluso una misa de las llamadas “brevis”, y que durase poco.

El maestro tenía habilidad para eso y para más y compuso una que duraba escasamente un cuarto de hora que, debido a la afición del mecenas a la caza, llamó “Missa Venatorum”.

Aunque el maestro la compuso “a la ligera” sabiendo que cuando fuese escuchada casi nadie le prestaría atención, hoy nos maravillamos de esta joyita breve.

De ella te ofrezco hoy el Kyrie, el Gloria y el Benedictus interpretados por el Coro de la Iglesia Catedral de Cristo de Oxford dirigido por Stephen Darlington.

Escrito por Pepe Gallardo (Aeterna Christi Munera)

No hay comentarios sobre “Misa del cazador”

Añadir un comentario.

Escribir un comentario