Mateo Flecha, el viejo

Mateo Flecha, el viejo

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

Hoy vamos a irnos a nuestro floreciente Renacimiento para disfrutar de un género muy ibérico (aunque no exclusivo) con un nombre muy curioso también.

Evidentemente, esta música depende mucho de la interpretación y la de hoy no puede ser más exuberante, como es marca de la casa de director.

¿Preparado para disfrutar estos tres minutos?

Para hoy te tengo preparada música de Mateo Flecha (?1481-?1553), maestro español nacido probablemente en Prades, habitualmente se le conoce como “el viejo” por comparación con su sobrino, del mismo nombre.

Parece ser que estudió en Barcelona.

En 1523 fue nombrado maestro de capilla de la catedral de Lérida.

En 1544 fue maestro de la capilla de las infantas María y Juana de Castilla en Arévalo pero lo dejó en 1548.

En 1581 su sobrino publicó la única colección impresa de las obras de su tío titulada “Las ensaladas de Flecha”.

Las obras de Flecha aparecen en el Cancionero de Upsala, en el de Barcelona y en el de Medinaceli.

Insignes vihuelistas como Valderrábano, Pisador o Fuenllana adaptaron varias de sus obras.

Incluso Cristóbal de Morales parodió una misa suya con una de las famosísimas ensaladas de Mateo Flecha.

Precisamente es un fragmento de una ensalada, de La Bomba, lo que te propongo escuchar hoy.

Una ensalada está hecha de varios alimentos, pues una ensalada musical está hecha de muchos fragmentos que terminan bien sazonados.

Habitualmente eran de temática navideña, y solían citar otra obras y autores (como a Janequin).

El fragmento que te traigo, central en la ensalada, se titula Ande pues vuestro apellido, conocido también como “El dindirindín” esa palabra navideña aparece mucho en la composición.

Escucharemos una música alegre y deliciosa, muy característica de ese floreciente renacimiento nuestro y del que tanto nos queda por descubrir.

El texto es:

Ande, pues, nuestro apellido
el tañer con el cantar
concordes en alabar
a Jesús rezien nascido.
Din di rin din…
Bendito el que ha venido a librarnos de agonía
Bendito sea este día que nasció el contentamiento
remedió su advenimiento mil enojos.
Din di rin din…

La interpretación es la de Hespèrion XX dirigido por Jordi Savall.

Escrito por Pepe Gallardo para AeternaChristiMunera

Mateo Flecha el Joven

(Mateo Flecha el Joven; Prades, Tarragona, h. 1530 – La Portella, Lleida, 1604) Músico español.

Sobrino de Mateo Flecha el Viejo, el cual debe su fama a sus Ensaladas (publicadas en 1581) y destacó como autor de música para vihuela, Mateo Flecha el Joven fue discípulo de su tío, de quien publicó algunas obras, y escribió madrigales y música religiosa.

En 1543 ingresó como mozo de capilla al servicio de las infantas María y Juana, hijas del emperador Carlos V. Tras el matrimonio de María con el futuro emperador Maximiliano II en 1548, quedó al servicio de la capilla de Juana, que abandonó en 1552 tras hacerse fraile carmelita. En 1564 estaba en Italia; de allí pasó Mateo Flecha a la corte austriaca, donde a partir de 1568 ostentó el cargo de capellán de la emperatriz y músico de su majestad. En 1579 el emperador Rodolfo II le confirió la dignidad de abad de Tihany (Hungría), en agradecimiento a sus servicios. Tras varios viajes a España, algunos en misión oficial, desde mediados de 1601 se retiró al monasterio benedictino de San Pedro de la Portella, próximo a Berga, de donde fue abad hasta su fallecimiento.

Mateo Flecha el Joven es autor del Primo libro de madrigali, impreso en Venecia por Antonio Gardano en 1568; de él se conservan dos ejemplares, uno en la Bayerische Staatsbibliothek de Munich y otro en la Òsterreichische Nationalbibliothek de Viena. Componen esta colección diecinueve madrigales a tres, cuatro, cinco, seis y ocho voces, con textos de Petrarca, Pietro Bembo, Ludovico Ariosto y otros.

Uno de los madrigales es un Villancico Spagnuolo, que posteriormente fue trascrito para quinteto de cuerda bajo el titulo de Harmonia a 5 (un único ejemplar manuscrito se conserva en la Gesellschaft der Musikfreunde de Viena).

Su segunda publicación con obras en romance fue la recopilación de Las Ensaladas de su tío Flecha el Viejo, a las que añadió dos ensaladas y un madrigal suyos, una ensalada de Cárceres y otra de Chacón. Las ensaladas fueron impresas en 1581 y sólo se conservan cuatro cuadernos de los seis de que constaba cada ejemplar (Biblioteca de Cataluña y Biblioteca del Orfeó Catalá de Barcelona).

El mismo año vio la luz su única antología de obras sacras, que lleva por título Divinarum Completarum Psalmi, Lectio Brevis et Salve Regiona, cum Aliquibus Motetis; de ella sólo queda el cuaderno del soprano del primer coro y tenor del segundo, que se conserva en la Biblioteca de la Universidad de Varsovia. Un libro de poemas de 1593 integrado por un Breve compendio de la vida y la muerte de la Cristianísima Reyna de Francia, Doña Ysabel de Austria, unos epítetos a la Virgen y nueve sonetos de tema religioso constituyen su última publicación (Biblioteca Széchényi de Budapest, Hungría). Excepto el libro de madrigales, sus demás obras fueron impresas en Praga por Jorge Negrino.

Mateo Flecha el Joven fue uno de los pocos compositores españoles del siglo XVI que se adhirió a la corriente internacional madrigalesca. Coetáneo de Philippe de Monte, Orlando di Lasso y Andrea Gabrieli, sus madrigales muestran un notable dominio de la técnica contrapuntística, a pesar de su lenguaje conservador, falto de tensión dramática. Escritos probablemente en una cárcel italiana, mientras cumplía condena en 1564 por deuda monetaria, destaca la sobriedad de los recursos sonoros empleados.

De sus dos ensaladas, una, Las Cañas, es una reducción a cuatro voces de la ensalada de Mateo Flecha el Viejo del mismo título; La Feria, que glosa el romance anónimo En la ciudad de Toledo, mantiene la típica alternancia de periodos contrastados propia de este género musical, aunque su lenguaje es madrigalesco. Ninguna composición suya de carácter sacro parece haber sido conservada completa. Consta que en 1576 escribió una Misa dedicada al heredero de la Corona austriaca, que se ha perdido.

No hay comentarios sobre “Mateo Flecha, el viejo”

Añadir un comentario.

Escribir un comentario



  • Compositores

    Juan del Encina

    Juan del Encina Quizás si algún día buscando entre legajos encontramos alguna frase referida a Zerbantes, sonreiremos y seguiremos...

    enero 16th, 2018 | Leer Más