Las Cantigas de viola de rueda de Eduardo Paniagua

Las Cantigas de viola de rueda de Eduardo Paniagua

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

Dentro del monumental empeño del músico Eduardo Paniagua por grabar para su sello discográfico Pneuma la serie completa de Cantigas del rey Alfonso X, merece la pena comentar el disco que le dedicó a las cantigas para viola de rueda.

Se trata de una selección de Cantigas, catorce en total,  adaptadas a un instrumento solista, la viola de rueda o zanfona, que como otras obras de Paniagua nos retrotraen al Medievo, acercándonos a los sonidos del siglo XIII.

Eduardo Paniagua casi tiene más de arqueólogo que de músico, pues sin la tarea investigadora que lleva a cabo desde hace décadas hubiera resultado imposible recopilar el valioso acervo de melodías de la Edad Media que integran su extensa obra discográfica.

Y en este caso ha querido centrar su atención en la viola de rueda, un instrumento musical arcaico que, siempre según sus doctos conocimientos sobre musicología, tiene su origen en el siglo X, siendo denominado entonces como organistrum. Esta versión primitiva requería de dos músicos para ser interpretada: uno que hacía girar la rueda y otro que se ocupaba del teclado que genera las notas.

Sin embargo, en el siglo XIII la viola de rueda experimenta una profunda innovación, convirtiéndose en rectangular, portátil e individual. Además, se la comienza a designar como cinfonia, que, en palabras de Paniagua, significa “consonancia de varias voces simultáneas”.

La viola de rueda se utiliza en la época para acompañar al canto, especialmente el cantar de gesta. Su uso cortesano entra en declive en el siglo XV, y a partir de entonces es relegada como instrumento de taberna y de ciegos y mendigos, conociéndose con el nombre de zanfona.

En este disco la viola es interpretada por Jota Martínez y es acompañada por todo un elenco de instrumentos antiguos, entre los que destacan el salterio, la cítola o el laúd, entre otros muchos. Las Cantigas están cantadas con su texto completo, incluyendo algunas ya grabadas en versión instrumental en discos anteriores de Paniagua.

Al igual que otras obras de Eduardo Paniagua, estas Cantigas para viola de rueda transmiten una belleza que nos llevan muy lejos atrás en el tiempo, y sin embargo contienen algo familiar, que realiza un guiño cómplice a nuestro ADN cultural castellano.

3 Comentarios sobre “Las Cantigas de viola de rueda de Eduardo Paniagua”

  1. si bien es una posterior evolución de un instrumento anterior llamado organistrum(que organiza las voces), la zanfoña es el unico instrumento de invención europea. se le encuentra en toda europa a partir del siglo doce. su representación en dibujos y esculturas, le hacen favorito en el campo de la organología. en españa se le conocía tambien como vihuela de ciego, viola de ciego,vihuela o viola de rueda.. zanfona, zanfoña, zanfonia. por ser un instrumento de sonido contínuo, era preciado por juglares y ministriles para su ejecución lo cual permitía sostener mejor el canto, a su vez, que los zanfoñeros, ganásen la mimsma suma de dinero que un cantante con fídula.

  2. Raul Garcia Martin dice:

    Ya veo que te ha gustado el regalo.

Escribir un comentario



  • Compositores

    Juan del Encina

    Juan del Encina Quizás si algún día buscando entre legajos encontramos alguna frase referida a Zerbantes, sonreiremos y seguiremos...

    noviembre 27th, 2018 | Leer más