«El intérprete de música antigua no tiene por qué ser un humanista»

«El intérprete de música antigua no tiene por qué ser un humanista»

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

Recuperamos parte de una interesante entrevista realizada a Famhi Alqai en el año 2005.

Fundador del grupo la Accademia del Piacere, Fahmi Alqhai ha grabado discos con Il Suonar Parlante, de Vittorio Ghielmi, o con el grupo Hespèrion XXI, que dirige el maestro Jordi Savall

Fahmi Alqhai (Sevilla, 1976) está considerado por la crítica como uno de los mejores intérpretes de viola de gamba de todo el mundo.

Pero al margen de todos esos elogios, este músico de padre sirio y madre palestina es un apasionado no sólo de la música antigua, sino de otras tendencias para él igual de estimulantes como el rock o el jazz.

-¿Qué atractivo presenta un instrumento tan peculiar como es la viola de gamba?

-El atractivo de la viola de gamba es inexplicable.

Mi encuentro con la viola fue fortuito porque yo como buen rockero que soy comencé a tocar la guitarra eléctrica.

Un día cuando estaba en el Conservatorio Superior de Música de Sevilla vi un cartel en el que se decía que necesitaban alumnos de viola.

Fue un auténtico flechazo el que tuve con el instrumento.

Además con la viola de gamba puedo tocar un repertorio muy amplio que va desde la Edad Media hasta finales del XVIII o principios del XIX.

Es un instrumento muy particular en su sonoridad y está cerca de instrumentos tradicionales del tipo de la lira griega.

Por eso me gusta más el repertorio de la viola que el del violín o el violoncello, por ejemplo.

-¿Qué recuerdos guarda de su primer profesor, Ventura Rico?

-Tengo unos recuerdos fantásticos.

Él sentó las bases para poder desarrollarme fuera con otros profesores.

Es el profesor más honesto que he tenido porque en un momento dado me dijo que tenía que salir de Sevilla e irme al extranjero si quería seguir progresando en el instrumento.

Eso se lo he agradecido muchísimo. Ahora somos dos buenos amigos.

-Luego dio el salto a la Schola Cantorum de Basilea…

-Estuve allí un par de años pero no guardo especialmente buenos recuerdos de este sitio porque no me gustó el sistema que empleaban, que era un tanto rígido y metódico.

Luego busqué el profesor que a mí más me interesaba.

Fui a Lugano y estuve allí tres años tocando la viola.

A mi juicio el intérprete de música antigua no tiene por qué ser un humanista y dominar los conocimientos teóricos. Hay que hacer más a nivel instrumental que humanista.

-Usted nunca ha tenido problemas en confesar su admiración hacia otros estilos como el rock.

-No hay que tener ningún pudor ante el rock, el jazz u otros estilos. No me considero un jazzero, pero en alguna ocasión hemos hecho algo con este tipo de música.

He sido un rockero desde chico. El rock ayuda mucho por la improvisación, algo que conecta bastante con la música antigua del siglo XVII.

-¿Qué bandas de rock son las que más le han gustado?

-Me ha gustado especialmente el rock radical.

También he tenido predilección por guitarristas como Joe Satriani, además de otras gentes del jazz tales Adam Hodlsworth.

En cuanto a bandas de rock he admirado a grupos como Dream Theater, o clásicos como Metallica.

Ahora escucho más Led Zeppelin o Deep Purple que la música antigua propiamente dicha.

-¿Le dan vértigo todas las críticas que lo sitúan como uno de los mejores intérpretes de viola de gamba del mundo?

-Me extrañan tantos elogios de la crítica porque llevo realmente cinco años de manera profesional trabajando con distintos grupos profesionales.

Por otro lado he trabajado muy duro para estar ahí, por eso me produce una gran felicidad que me elogien.

En el fondo es un trabajo muy oscuro que hace uno en su casa a diario.

Hay que estar muy pendiente del instrumento y cuidar el arco, el puente, las cuerdas, etc.

-¿Cómo ve la situación de la música antigua en Sevilla?

-En Sevilla la música antigua tiene las puertas abiertas porque hay muy pocos músicos y mucha demanda. Hay una escuela muy fuerte y grandes profesores de viola de gamba, laúd, flauta de pico y otros instrumentos.

También es muy importante el interés del público y el apoyo que están ofreciendo entidades como Caja San Fernando, aparte de la labor realizada por la Junta con su circuito de música y por el Ayuntamiento, que hace un gran Festival de Música Antigua.

El pasado noviembre tocamos un recital en la Universidad con música de Bach y la gente entendía muy bien lo que tocábamos.

-Usted es hijo de padre sirio y madre palestina, ¿cómo ve el futuro de las relaciones entre el mundo occidental y el mundo árabe?

-Soy muy pesimista en estas relaciones porque todo se esconde bajo un telón religioso y hay abusos de unos países sobre otros.

Es terrible ver lo que está ocurriendo en países como Siria, Palestina o Irak.

Se está potenciando el «eje del bien» y las únicas noticias buenas perecen venir de occidente porque se demoniza lo que viene de oriente.

La música está al margen de cualquier movimiento político y tengo muchos amigos judíos y americanos.

La pena es que los intelectuales no vociferan contra el poder y se desliguan.

Al final el radicalismo está originado por causas económicas y ahí es donde se cortan cabezas. Cuando no hay problemas económicos, no aparecen estos conflictos internacionales…

Entrevista realizada por ANDRÉS GONZÁLEZ-BARBA

6 Comentarios sobre “«El intérprete de música antigua no tiene por qué ser un humanista»”

  1. Secondo SecondoMe dice:

    Hombre sería deseable…ya sobran ignorantes!

  2. Miguel Esain dice:

    Desde el 2005 ha podido cambiar de opinión.

Escribir un comentario