EL CÓDICE SALDÍVAR Nº 4

EL CÓDICE SALDÍVAR Nº 4

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

Santiago de Murcia (1673 – 1739), fue un guitarrista y compositor español del periodo barroco.

Aunque pocos datos de su vida son conocidos, parece ser que fue discípulo de Francisco Guerau, y también músico y maestro de guitarra de la reina María Luisa de Saboya, primera esposa de Felipe V.

Murcia fue, sin género de dudas, el guitarrista más internacional del barroco hispánico.

Si bien en sus primeras obras ya nos muestra un conocimiento profundo de la técnica del punteado (por ejemplo en su obra “Resumen de acompañar la parte con la guitarra”, 1714), es mucho más conocido por otra fuente: el llamado Códice Saldívar nº 4, manuscrito de tablatura de guitarra de cinco órdenes.

El Códice Saldívar IV, fue encontrado por el reputado musicólogo mexicano Gabriel Saldívar (de quién tomó el nombre), en 1943, en un anticuario de León (Guanajuato – México).

Esta circunstancia hizo pensar, en un principio, que Murcia pudo viajar a la Nueva España, aunque el dato es incierto.

Lo que es un hecho, es que sus obras sí fueron interpretadas en el México virreinal.

En general se acepta que este manuscrito, por estar escrito de su misma mano y tener un formato familiar en él, se trata de una primera parte, de una colección mucho más extensa de música para guitarra, y de la cual un segundo manuscrito titulado “Passacalles y obras” (fechado en 1732, y que empieza con un índice del tomo segundo), sería la continuación.

———————————————————————————

FOLÍAS DESPACIO AL ESTILO DE ITALIA – Santiago de Murcia (Códice Saldívar IV, ca. 1732).


Intérprete: Rolf Lislevand – Ensemble Kapsberger.
Imágenes: “Pueblos Mágicos de México”: Taxco de Alarcón (Guerrero – México).

———————————————————————————-

GALLARDA – Santiago de Murcia (Códice Saldívar IV, ca. 1732).


Intérprete: Rolf Lislevand – Ensemble Kapsberger.
Imágenes: Pinturas de Francisco de Goya (España).

La gallarda fue una forma musical y danza del Renacimiento, popular en toda Europa en el Siglo XVI. Se la menciona en manuales de danza de Inglaterra, Francia, España, Alemania e Italia, entre otros.
La gallarda es improvisada, con los danzarines combinando patrones de pasos, que ocupan uno o más compases de música. Las composiciones musicales en forma de gallarda, se han seguido escribiendo e interpretando, mucho después de caer el baile en desuso.

——————————————————————————–

[Del Códice Saldívar]

“Gabriel Saldívar y Silva (1909-1980), musicólogo, recolector musical e historiador mexicano, encontró, en 1943, un manuscrito de mediados del siglo XVIII en una librería de Guanajuato.

Este contenía una serie de tablaturas para guitarra y en 1981 se publicó una edición facsímil del mismo. Mientras buscaba a su autor, pues la primera página, la que pudiera contener su nombre, había sido arrancada, siempre tuvo la esperanza de encontrar un compositor mexicano que hiciera uso de la tradición culta llegada de la Península y así alardear, con “espíritu nacionalista”, del ingenio patrio: “De las tablaturas existentes en México de que tengo noticia esta es la mejor conservada y la más amplia”.

No encontrando al supuesto autor, nunca discutió la autoría de Santiago de Murcia al comparar este compendio, denominado Códice Saldívar nº 4, con Pasacalles y obras de guitarra por todos los tonos naturales y accidentales (1732).

Murcia, posiblemente, en un viaje transoceánico lo dejó en algún centro musical.

Posteriormente, Craig H. Rusell recoge esta tesis y realiza una nueva edición del códice, abundando en la idea de que el propio Santiago lo hubiera llevado allende los mares.

Además, traza lo que pudiera ser su biografía: nació en Madrid aproximadamente en 1682 y murió en México, también por aproximación, en 1740, era hijo de Gabriel de Murcia y Juliana de León y sobrino de Juan de Hidalgo, familia de luthiers y compositores.

Posiblemente estudió con Francisco Guerau y fue maestro de guitarra de la Reina Mª Luisa Gabriela de Saboya, primera esposa de Felipe V. Tuvo varios e influyentes patronos, notables de la corte, y tras viajar por Europa marchó a Nueva España.

Por el contrario, el profesor Alejandro Vera, desde Chile, afirma que no era hijo de quien se decía que era, según su partida de bautismo, sino de Juan de Murcia y Magdalena Hernández.

Afina más sobre las fechas y dice que vivió entre 1673 y 1739 y murió en Madrid, no en México.

Añade que su padre se vio obligado a hacer declaración de pobreza en 1715, y él mismo, unos años después.

Dejó en herencia sus “papeles de música” a unos amigos: Pedro Juan, Íñigo de Garay y Cochea, Joseph de Quesada y Manuel de Pereda.

Éste último parece que acompañó a la reina hasta Burgos, para quien pudiera ser que trabajó Murcia.

Estos datos biográficos y la reciente aparición de otro manuscrito en Chile, “Cifras selectas de Guitarra” (1722), hacen sospechar que nuestro autor no viajó al Nuevo Mundo sino que fue su obra la que lo hizo.

Así los ritmos afroamericanos, cumbées y zarambeques, que se las tuvieron que ver con la Inquisición, se facturan junto a bajos de los primeros fandangos, jotas, folías y jácaras, dando cuenta de la “multiculturalidad y cosmopolitismo del primer Borbón”, más que del contacto del autor con su entorno indígena.

Una vez disipados los anhelos nacionalistas del profesor Saldívar, no es de extrañar que esta hibridación, y el cosmopolitismo e interés que muchas veces se ha negado al setecientos español, llame la atención de conjuntos borderline como L’Arpeggiata de Christina Pluhar, de especialistas como Rolf Lislevand, Jordi Savall, La Folía o William Carter, del mismo Andrés Segovia o, en una alegre aproximación a sus jácaras de Paul O’Dette y Andrew Lawrence-King”. – (Daniel Martínez Babiloni)

——————————————————————————-

MARIONAS POR LA B – Santiago de Murcia (Códice Saldívar Nº 4, ca. 1732).

Intérpretes:
- Paul O’Dette , guitarra barroca.
- Andrew Lawrence-King, arpa y salterio.
- Pedro Estevan, percusión.
- Pat O’Brien y Steve Player, guitarras barrocas.

Imágenes: Pinturas de Zacarías González Velázquez (España).

Las marionas, danza barroca, son una especie de chacona a la manera española, con giros melódicos propios. El esquema armónico de la mariona es muy similar al de la chacona, aunque estuvo en boga durante menos tiempo que esta.

——————————————————————————-

Enlaces:

Wikipedia

books.google.es 1º

books.google.es 2º

books.google.es 3º

www.mundoclasico.com

Escrito por Camilo López García

4 Comentarios sobre “EL CÓDICE SALDÍVAR Nº 4”

  1. Dionisio dice:

    Muy buen post!
    Gracias

  2. [...] permite la expresión. Los Villanos de Martín y Coll fueron cual entremés entre Murcia antes del salto hacia América precisamente con las Lanchas para baylar de Martínez Compañón y la fiesta final de los [...]

  3. Luis García Ireta dice:

    Felicidades por el blog,de lo poco que he leído parece que está bien documentado y las referencias se agradecen.

    Saludos desde Xalapa Veracruz, México.

  4. [...] en cantatas del barroco español flanqueadas por piezas instrumentales de manuscritos como el Códice Saldívar nº 4 hallado en México en 1963 o los de nuestra Biblioteca Nacional como el Libro de música de [...]

Escribir un comentario