“Dulce memoria” interpreta Barroco Boliviano en el Teatro Calderón de Valladolid

“Dulce memoria” interpreta Barroco Boliviano en el Teatro Calderón de Valladolid

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

La exuberante vegetación y fauna tropical de la selva boliviana no pudo con un legado descubierto en los años setenta, una recámara en la Iglesia de San Rafael de Chiquitos: más de cinco mil partituras y una colección de instrumentos musicales.

El arquitecto jesuita Hans Roth descubría un tesoro, la música barroca boliviana.

Obras del Archivo de Chiquitos y del de Moxos son las elegidas por la formación Dulce Memoria para su concierto de este sábado en el Teatro Calderón, dentro del ciclo de Juventudes Musicales.

Integrada por profesores del Conservatorio de Valladolid y de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, el ensemble, con una década de historia ya, crece para la ocasión con dos sopranos.

Todos ellos, interesados en la música antigua, tocarán instrumentos barrocos. «Hemos elegido varios villancicos combinados con temas instrumentales, es una música transparente, sencilla, alegre que solo aspira a agradar.

Se nota la impronta de la misión jesuítica que dentro de su plan de formación dio a la música la importancia que tenía», explica Alicia Illa, flautista, que en 2007 trabajó dos meses como profesora cooperante en San Ignacio de Moxos (Bolivia) y pudo conocer su archivo. «Escuché muchas de estas canciones interpretadas por los niños indígenas».

Hay bastante obra catalogada y publicada pero aún queda mucho por hacer.

«Varias partituras hemos tenido que rehacerlas porque había pentagramas en los que no se distinguían las figuras de los mosquitos. Han ido publicando poco a poco, pero queda por catalogar.

Por otra parte es un repertorio relativamente nuevo por aquí ya que se ha empezado a interpretar hace una década».

Un grupo inglés, Florilegium, rescató y grabó canciones sin catalogar con cantantes bolivianos en chiquitano.

«Es el caso de ‘Don Januario’ o también ‘Señora Doña María’, que se lo escuché a los niños, salvado por la tradición oral».

La mayoría de las obras que sonarán mañana fueron escritas para dos violines y un bajo continuo. «Nosotros lo hemos ampliado con el clave, la cuerda pulsada y el refuerzo grave con contrabajo y fagot».

La Unesco declaró en 1990 Chuquitos Patrimonio Cultural de la Humanidad, junto a seis municipios aledaños, dejando constancia de la necesidad de proteger y recuperar el tesoro musical.

Entre las partituras creadas allí desde finales del XVII están también obras de Vivaldi, Corelli o Bach. «Aún hoy Chiquitos, en medio de la selva, hay una gran tradición musical.

Hay 180 niños estudiando», cuenta Alicia.

Datos del concierto:

Sábado 14 en la sala Miguel Delibes del teatro Calderón de Valladolid
Repertorio de barroco misional boliviano, en concreto de los archivos de Chiquitos y Moxos.
Las entradas se pueden adquirir a un precio de nueve euros para público general mientras que los abonados del Teatro Calderón pagarán siete euros, seis euros los menores de 16 años y tres euros los socios de Juventudes Musicales.

No hay comentarios sobre ““Dulce memoria” interpreta Barroco Boliviano en el Teatro Calderón de Valladolid”

Añadir un comentario.

Escribir un comentario



  • Compositores

    Juan del Encina

    Juan del Encina Quizás si algún día buscando entre legajos encontramos alguna frase referida a Zerbantes, sonreiremos y seguiremos...

    noviembre 27th, 2018 | Leer más