“Cuando los poderosos se acordaban de la música”

“Cuando los poderosos se acordaban de la música”

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

Carlos V músico. Trifaldi Editorial. En este volumen se tratan temas tan variados como las motivaciones de Carlos V para estudiar música o los maestros de los que recibió clases, todo ello traducido de forma espléndida por Máximo Higuera Molero.

No es fácil lanzarse sobre el teclado y escribir una reseña sobre un libro; y esta tarea no se hace más fácil cuando nos topamos con una obrita (no en el sentido despectivo) de menos de noventa páginas cuyo centro es la figura más poderosa de toda la historia girando alrededor de, probablemente, la expresión artística más poderosa que ha dado el genio humano.

Si a eso le sumamos el hecho de que el autor, Edmond van der Straeten, vivió en el siglo diecinueve, la empresa parece más interesante todavía.

Van der Straeten fue un jurista entregado a sus dos pasiones: la arqueología y la música.

Es necesario hacer mención a este hecho ya que la conjunción de ambas da fe de la meticulosidad de los datos ofrecidos en el libro que, pese a la escasa anchura de su lomo, ofrece una rica imagen del joven emperador y su afición a la espineta y el clavicordio.

En la reconstrucción de los viajes del futuro emperador a la península para jurar las Cortes volvemos a ver el buen trabajo de Van der Straeten, y es que esta no es la única obra que el holandés dedicó a la música, pues fue además autor de críticas (era un reconocido wagneriano) y otros tratados sobre música en España, demostrando que su conocimiento de nuestro país era amplio y sus pesquisas correctas.

En cuanto a la edición en sí podemos apreciar buenos detalles como las imágenes de época y las numerosas notas del traductor, que hacen la lectura amena al tiempo que añaden una enorme cantidad de detalles ampliando los datos que aparecen en el libro.

Este hecho contribuye a cumplir con su labor divulgativa, usando un lenguaje llano que no ofrece demasiadas dificultades a cualquiera con un mínimo conocimiento del tema.

Lamentablemente el convertirse en un librito sencillo y de reducido tamaño con un propósito tan claro va en desmedro de la calidad de la edición, con iconografía pequeña y acabados humildes, mostrando una clara voluntad de reducir el precio final del producto.

Afortunadamente el propósito de la obra no queda emborronado por ello y su tamaño cuartilla y su encuadernación en rústica se vuelven una ventaja a la hora de poder llevarlo en un bolsillo para leerlo en cualquier parte.

Como podremos ver, la edición de esta obra, cortesía de Trifaldi, nos acercará a un lado olvidado del gran emperador de ambos mundos, quizá su aspecto más humano que le llevó a admirar Mille Regretz o a lanzarse a componer por su cuenta.

Un viaje, como digo, a una época en la que la música tuvo como centro la península y una importancia que hoy en día es imposible recuperar.

El libro se puede adquirir en este enlace Carlos V músico. Trifaldi Editorial (2015). ISBN: 978-84-942054-3-9

Fuente editorial Trifaldi

2 Comentarios sobre ““Cuando los poderosos se acordaban de la música””

  1. Carolina Ruiz Favá dice:

    Casi como hoy en día…., cuando el supuesto mayor representante de la cultura en nuestro país no deja de atacarla y menospreciarla y con ella a todos los profesionales y apasionados de la misma.

Escribir un comentario



  • Compositores

    Juan del Encina

    Juan del Encina Quizás si algún día buscando entre legajos encontramos alguna frase referida a Zerbantes, sonreiremos y seguiremos...

    enero 16th, 2018 | Leer más