Bach y el café

Bach y el café

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

De Bach lo más conocido son sus cantatas religiosas, su obra para teclado y las instrumentales pero también tiene una serie de cantatas profanas compuestas con diversos motivos y que están llenas de humor.

Una de ellas es la que te traigo hoy, que está relacionada con el café, como digo en el título.

Sin duda es una obra que te agradará y hará sonreír.

En tiempos de Johann Sebastian Bach (1685-1750) existía en Leipzig un establecimiento llamado “Zimmermannsche Kaffeehaus” (Café Zimmermann) que regentaba Gottfried Zimmermann.

Ese local albergaba también un Collegium Musicum del que Bach fue director.

En ese lugar tuvo el maestro oportunidad de estrenar sus llamadas cantatas profanas y otras obras instrumentales.

Era un centro cultura muy importante en la ciudad alemana.

Ni los músicos ni la audiencia cobraban por tocar allí y los fondos eran recaudados gracias a la venta de café en el propio local.

Desgraciadamente el edificio fue destruido en 1943.

Hoy te propongo escuchar la cantata Schweigt stille, plaudert nicht BWV 211, que puede traducirse por “Silencio, no habléis”. Fue compuesta entre 1731 y 1735.

Es una deliciosa ópera en miniatura del maestro de Eisenach.

El libreto es del famoso Picander. Narra cómo una chica llamada Aria, ama con locura el café pero su estricto padre no está dispuesto a que siga por ahí y quiere que abandone ese vicio.

Terminan reconciliándose cuando el padre le dice que en su acuerdo de matrimonio accederá a que su hija tome tres tazas de café al día.

Como puedes ver, una obra que aparentemente está alejada de los patrones serios de las cantatas religiosas del maestro pero cuya escucha es una verdadera delicia.

La partitura de la obra la puedes conseguir aquí y el libreto en español puedes seguirlo aquí.

La interpretación es de Anne Grimm (soprano), Lothar Odinius (tenor), Klaus Mertens (bajo) y The Amsterdam Baroque Orchestra dirigidos por Ton Koopman.

Escrito por Pepe Gallardo | Aeterna Christi Munera

7 Comentarios sobre “Bach y el café”

  1. Mariachi dice:

    Una pequeña corrección: la hija se llama Lieschen, no Aria.

  2. “(…) la cantata Schweigt stille, plaudert nicht BWV 211, que puede traducirse por “Silencio, no habléis”, fue compuesta entre 1731 y 1735. Es una deliciosa ópera en miniatura del maestro de Eisenach. El libreto es del famoso Picander. Narra cómo una chica llamada Aria, ama con locura el café pero su estricto padre no está dispuesto a que siga por ahí y quiere que abandone ese vicio.Terminan reconciliándose cuando el padre le dice que en su acuerdo de matrimonio accederá a que su hija tome tres tazas de café al día”.

  3. Para el amigo Marcus s. Wolff que sólo despierta, de hecho, después de una taza de café!

    Para o amigo Marcus S. Wolff que só acorda, de fato, após uma xícara de café!

    https://www.facebook.com/monicaholdenbrasil?fref=nf

Escribir un comentario



  • Compositores

    Juan del Encina

    Juan del Encina Quizás si algún día buscando entre legajos encontramos alguna frase referida a Zerbantes, sonreiremos y seguiremos...

    noviembre 27th, 2018 | Leer más