Audio del Programa Música Antigua a la Carta: “Impresores musicales”

Audio del Programa Música Antigua a la Carta: “Impresores musicales”

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

Programa de música antigua presentado y dirigido por Sergio Pagán, emitido el pasado viernes. (Esta nueva temporada se emitirá los viernes)…

La música en el Renacimiento progresó de un modo extraordinario gracias al nacimiento de la imprenta musical.

A partir de ese momento los libros de música se hicieron mucho más accesibles y se vendían en tiendas donde acudían ciudadanos comunes para adquirirlos y disfrutar recreándose con sus músicas.

Hoy vamos a acercarnos a algunos de esos grandes editores de música impresa.

Petrucci, Susato, Attaignant y alguna música impresa en España.

Ottaviano Petrucci (Fossombrone, 1466 – Venecia, 1539) fue un fabricante de papel, impresor y editor italiano. Inventó el sistema de impresión de música por medio de tipos móviles.

Con este sistema, en 1501 imprimió una colección de canciones polifónicas francoflamencas, Harmonice Musices Odhecaton, siendo la primera edición de música impresa de la historia.

A ella le siguieron numerosas copias de música profana y religiosa. Aún hoy en día, una edición de Petrucci sigue siendo muy apreciada por su nítida impresión, y uno de los más hermosos objetos musicales que se puedan contemplar. Si bien el uso de la imprenta para la copia de partituras no se generalizó hasta el siglo XVII (por su mayor costo, comparado con la copia a mano), el aporte de Petrucci a la difusión de la música es fundamental.

El trabajo de ciertos compositores ha llegado a nosotros gracias a las recopilaciones de Petrucci, e importantes autores de la época como Josquin Des Prés, Bartolomeo Tromboncino o Antoine Busnoys constan también en sus ediciones.

Susato

Aunque el lugar de su nacimiento es desconocido, algunos estudiosos sugieren que el nombre Susato, cuyo significado sería “de Soest”, refiere a la ciudad de Soest, Westfalia, Alemania. No se conoce demasiado sobre su biografía temprana: su nombre comienza a aparecer en varios archivos de Amberes alrededor de 1530, donde se le menciona trabajando como caligrafista e instrumentista de flauta y trompeta.

Desde 1543 hasta su muerte trabajó como editor de música, creando la primera imprenta de música en Holanda. Hasta ese momento, la publicación de música provenía principalmente de Italia, Francia y Alemania. Muy pronto, Susato se asoció con Pierre Phalèse y Christopher Plantin, y como consecuencia de ello los Países Bajos se convirtieron en un centro regional de publicación de música.
Es posible que Susato haya mantenido también un negocio de instrumentos musicales e intentó varias veces asociarse con otros editores, sin éxito. En 1561, su hijo tomó el control de la imprenta, aunque murió en 1564.

Susato fue también un compositor y recopilador de música popular: escribió y publicó varios libros de piezas populares y motetes que se encuadran dentro del estilo polifónico típico de la época. También escribió dos libros de canciones a dos y tres voces, específicamente pensados para cantantes jóvenes e inexpertos. Las más importantes de estas publicaciones en términos de distribución e influencia fueron los “Souterliedekens” de Jacob Clemens non Papa, que son salmos métricos en holandés, usando las melodías de canciones populares. Fueron enormemente populares en Holanda durante el siglo XVI.

También fue compositor prolífico de música instrumental y muchas de las piezas son recordadas e interpretadas todavía hoy. Editó un libro de música para danzas en 1551, “Het derde musyck boexken…alderhande danserye”, formado por arreglos simples pero artísticos. La mayoría de estos arreglos son formas de danza: allemande, gallarda y son de textura simple u homofónica; muchos basados en canciones populares.

Susato dedicó a menudo sus publicaciones a ciudadanos prominentes de Amberes. Algunas veces dedicó un volumen entero a los trabajos de un compositor, tal el caso de Pierre de Manchicourt o Thomas Crecquillon. No es sorprendente que parezca haber favorecido a otros compositores flamencos como sujeto de sus publicaciones. Fue también uno de los primeros en publicar música de los mejores compositores del Renacimiento tardío.

Pierre Attaignant (o Attaingnant)

(Probablemente Douai, c.1494 – París, 1552), editor, librero e impresor de música francés.

Establecido en París en 1514, publicó buena parte de la producción musical francesa de la primera mitad del s. XVI.

Un documento notarial del 13 de enero de 1513 le describe como “un vendedor de libros, que vive en París, y que alquiló una imprenta a Jean de la Roche, reservándose el derecho de imprimir indultos eclesiásticos, entre otras publicaciones, y recibir comisiones por ellos”.

Es posible que fuera becado para asistir como aprendiz al coro de la Universidad de Dainville, sujeta a los cabildos catedralicios de Arras y Noyon.

Esta institución arrendó parte de sus edificios de la calle Harpe a Philippe Pigouchet (sobre 1490-1514), el impresor famoso por los grabados de las “Horas” y posiblemente el maestro de quién aprendió Attaingnant. Al casarse con una de las hijas de Pigouchet, Claude, Attaingnant se convirtió en su heredero. Otra de las hijas de Pigouchet, Germaine, se casó con Poncet le Preux (1481-1559), uno de los cuatro “grandes libreros del jurado” de la universidad, maestro del gremio de los impresores y prolífico editor de textos académicos.

El libro más antiguo que lleva el nombre Attaingnant es un breviario Noyon de 1525, el único libro conocido que realizaría en colaboración con Le Preux. Attaingnant continuó publicando los libros litúrgicos de Noyon durante toda su vida, así como algunos textos universitarios. Después de experimentar varios años con grafías musicales llevó a cabo el “Chansons Nouvelles”, publicado el 4 de abril 1527.

En el periodo de un año y usando el mismo formato publicó al menos otros siete libros.

En esa época pidió protección real y obtuvo el privilegio de impedir que otros copiaran el contenido de sus libros durante los tres años siguientes a la impresión. En concreto, esos privilegios se conceden para los libros de ‘importante en musique, jeux de Lutz, Orgues, et semblables instrumentos “, que había impreso, y otros que tenía en proyecto, como las tablaturas de laúd de 1529 y 1530 y las partituras para teclado de 1531.

No hay comentarios sobre “Audio del Programa Música Antigua a la Carta: “Impresores musicales””

Añadir un comentario.

Escribir un comentario



  • Compositores

    Juan del Encina

    Juan del Encina Quizás si algún día buscando entre legajos encontramos alguna frase referida a Zerbantes, sonreiremos y seguiremos...

    noviembre 27th, 2018 | Leer más