A la mitad de la vida

A la mitad de la vida

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

El monje medieval sabía con certeza qué significaban estas palabras, y en general muchas personas de épocas antiguas. Por ello, resultaban tan poderosas y tan sugerentes.

Pero hoy día también lo hacen para nosotros, sobre todo por su carácter meditativo y sereno. Hoy nuestro protagonista será un gran maestro de la polifonía que ya conoces.

Se trata de John Sheppard (c1515-1558), compositor inglés del que no se conoce su lugar de nacimiento. Sus composiciones eran de una alta calidad, siendo considerado el mejor maestro de la época tudor siendo igualado solo por Thomas Tallis.

Junto con nada menos que Tallis y William Mundy eran cantores del Coro de la Capilla Real (no podría ni imaginarme cómo sonaría ese coro en su época).

Antes de formar parte de la Capilla Real formó parte del Coro del Magdalen College de Oxford. Fue uno de los encargados de dotar la capilla de María Tudor de una polifonía compuesta especialmente para el rito Sarum.

El maestro Sheppard puso música al texto de la antigua antífona latina Media vita in morte sumus. La obra formaba parte del oficio de difuntos.

En el siglo XIII formaba parte de un oficio de difuntos que se cantaba por Alemania con lo que así se incorporó a la Iglesia Católica. Posteriormente fue incorporado al oficio divino de la Cuaresma. Aunque durante muchos siglos fue atribuído a Notker Balbulus, parece ser que se sabe que no es de él. Sheppard consigue una obra única por su longitud (más de 20 minutos) y por su función litúrgica.

El texto está compuesto por la antífona al “Nunc dimittis” para el oficio de completas para las dos semanas anteriores al Domingo de Ramos. En ese momento no se cantaba polifónicamente el “Nunc dimittis” sino al propio responsorio. Con una de las palabras más poderosas del mundo antiguo, Sheppard conseguía una de las obras más fundamentales del periodo tudor.

Una traducción del texto es esta:

——————————————————————————————
Somos mitad vida y mitad muerte. ¿Quién puede ser nuestra ayuda sino Tú,
Dios nuestro que te irritas con justicia por los pecados que cometemos?
Santo Dios, Santo Fuerte, Salvador nuestro y misericordioso,
líbranos de la amargura de la muerte.

Señor, en Ti pusieron su esperanza nuestros padres, es-
peraron en Ti y les liberaste.

A Ti clamaron nuestros padres, clamaron y no fueron confundidos.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
——————————————————————————————

La partitura de la obra la tienes aquí.


Escrito por Pepe Gallardo

3 Comentarios sobre “A la mitad de la vida”

  1. Von Paixao dice:

    Media vita in morte sumus; expresión que alcanza un significado más de allá de literalismo, tocando regiones sublimes de la existencia.

    Estoy convencido de su sentido.

  2. Von Paixao dice:

    Media vita in morte sumus; expresión que alcanza un significado más de allá de literalismo, tocando regiones sublimes de la existencia.

    Estoy convencido de su sentido.

  3. Carmen Veronica del Fierro dice:

    gracias por este maravilloso regalo

Escribir un comentario



 

  • Compositores

    Juan del Encina

    Juan del Encina Quizás si algún día buscando entre legajos encontramos alguna frase referida a Zerbantes, sonreiremos y seguiremos...

    agosto 22nd, 2014 | Leer más