Jordi Savall cumple 80 años

Jordi Savall cumple 80 años

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

Que este musicólogo se dedique incansablemente a investigar, interpretar y grabar música antigua con la dedicación con que lo hace, no tiene precio.

Jordi Savall, además de músico excelente y recuperador incansable de memoria histórica artística, es un hombre con dotes y paciencia para la didáctica, capaz de comunicar con claridad sus conocimientos para que el mundo no los olvide.

El Maestro, violagambista, director de orquesta y musicólogo español, especializado en música antigua, cumple 80 años.

Su actividad, después de más de cinco décadas, continúa imparable, incansable, productiva y cada vez más enriquecida con nuevos descubrimientos y aportaciones.

Savall inició con 6 años su formación musical en el seno del coro de niños de Igualada (Barcelona) su ciudad natal, completándola con los estudios de violoncello que finalizó en el Conservatorio de Barcelona (1964).

….Hace más de 40 años que da a conocer al mundo maravillas musicales abandonadas en la oscuridad de la indiferencia: cuarenta años que las investiga, las lee y las interpreta, con su viola de gamba o como director.

Todo un repertorio esencial devuelto a todos los que tienen los oídos abiertos.

Entregado a un instrumento, la Viola de gamba, de un refinamiento más allá del cual solamente hay el silencio… Crea un universo de emociones y belleza proyectado al mundo y a millones de amantes de la música, y que le han acreditado como uno de los principales defensores de tantas músicas olvidadas.

Vive por y para la música antigua, al igual que lo hacía su mujer, la soprano Montserrat Figueras fallecida en noviembre de 2011, y que hoy esté donde esté se sentirá muy orgullosa de su querido marido y de sus dos hijos: Ariana, cantautora y arpista, y Ferran, cantautor e intérprete de guitarra y tiorba.

Jordi Savall es una de las personalidades musicales más polivalentes de su generación, sus actividades como concertista, pedagogo, investigador y creador de nuevos proyectos, tanto musicales como culturales, le sitúan entre los principales artífices de la actual revalorización de la música antigua.

No nos queda más que felicitarle y desearle muchos más años haciéndonos disfrutar de la música antigua.

JORDI SAVALL – Custodio del tiempo olvidado

Nació en igualada (Barcelona), en 1941.

A muy temprana edad, comenzó su vinculación con el mundo de la música, con el que entró en contacto a través del coro de su escuela.

Posteriormente, ingresó en el Conservatorio de Barcelona, donde concluyó la carrera de violoncello en 1965.

Comenzó a estudiar viola da gamba, un instrumento cordófono de cuerda frotada, de aspecto similar a un cello pero con otras cualidades sonoras, diferente técnica, etc., pues realmente pertenece de la familia de las violas.

Savall rescató del olvido este instrumento que desempeñó un papel de primer orden en la tradición musical europea durante varios siglos.

Así nos lo explicaba él mismo en un artículo del 2012 en la revista Melómano:

«Durante el Renacimiento, la viola de gamba es empleada con más o menos intensidad en la mayoría de países europeos.

Las escuelas italiana y española, con sus destacados representantes Ganassi dal Fontego y Diego Ortiz, son las más representativas del Alto Renacimiento, mientras que en las postrimerías del siglo XVI es la escuela inglesa la que inicia su hegemonía en el arte violístico.»

Hablemos un poco más sobre ese tesoro de nuestra tradición musical que es la viola da gamba.

Guarda ciertas similitudes con el laúd y parece que entre sus antecesores, se encuentra el rebab árabe.

Se define por oposición a la viola de braccio – la viola de brazo -, pues viola da gamba, significa en italiano viola de pierna, así llamada por la posición en la que se coloca entre las piernas del intérprete.

Este instrumento, vivió su periodo de esplendor durante el Renacimiento y el Barroco, para posteriormente ser paulatinamente olvidado, tras la irrupción de la familia del violín.

Estos nuevos instrumentos, se integraron en las grandes orquestas, en lugar de las violas da gamba, dado que estas últimas no se afinaban sobre la base temperada ni ofrecían tanta intensidad sonora como ellos.

El sonido de una viola da gamba, es muy especial.

Sus características constructivas, le confieren una rica resonancia y un timbre único.

Estudié flauta de pico, – otro instrumento antiguo y que tampoco es de afinación temperada -, y tuve la suerte de tocar en grupos de cámara con violas de gamba, y os garantizo que tienen un sonido lleno de magia, muy evocador.

Volviendo a Savall, continuó estudiando en Suiza, en la Schola Cantorum Basiliensis, institución desde la que reivindicó la importancia de la viola da gamba en la música española antigua.

Fue discípulo de August Wenzeiger, al que acabó relevando en 1974.

A partir de ese punto, su actividad como intérprete, no ha cesado.

Ha fundado varios ensembles, junto a la que fue su esposa, la soprano Montserrat Figueras, como Hespèrion XX – que actualizó su nombre con el cambio de siglo, pasándose a llamar Hespèrion XXI -, La Capella Reial de Catalunya y Le Concert des Nations.

En este link, – enlace dirigido a la web de ALIA VOX, que es la productora y editora exclusiva del trabajo del catalán desde 1998 -, encontraréis información discográfica de estas tres agrupaciones, así como del trabajo de Jordi Savall por separado.

Aquí una discografía ampliada, desde 1968.

Al margen de su labor como intérprete, Savall también ha ejercido como docente, en instituciones como la ya citada Schola Cantorum Basiliensis o la prestigiosa Juilliard School de Nueva York.

Imparte además master classes por todo el mundo y ha recibido el reconocimiento de varias universidades – ha sido investido doctor honoris causa por la Universidad de Barcelona, la Universida de de Évora y la Université Catholique de Louvain – y grandes instituciones culturales internacionales.

También ha dirigido varias orquestas.

La Philarmonia Baroque Orchestra de San Francisco o la Wiener Kammerorchester, son algunas de ellas.

Aquí una relación de las distinciones que ha recibido.

Jordi Savall ha participado además en varias producciones cinematográficas, entre las que destaca Tout les matins du monde (1991), película basada en una obra del novelista Pascal Quignard premiada con un César a la mejor música.

En ella que se aborda la relación entre el viejo gambista Monsieur de Sainte-Colombe (c. 1630–1700) y su joven discípulo Marin Marais (1656- 1728), que llegaría a ser uno de los músicos más importantes de su tiempo.

De entre todas estas facetas de la brillante carrera de Savall, su labor como investigador y divulgador, tal vez sea una de las más significativas.

1 Comentario sobre “Jordi Savall cumple 80 años”

  1. Ramiro Chocano dice:

    Un cariñoso abrazo, deseandole muchos más triunfos y una larga vida de trabajo musical, al magnifico y gran maestro Jordi Savall. Muchas felicidades.

Escribir un comentario



  • Compositores

    Juan del Encina

    Juan del Encina Quizás si algún día buscando entre legajos encontramos alguna frase referida a Zerbantes, sonreiremos y seguiremos...

    noviembre 27th, 2018 | Leer Más