Capella de Ministrers pone música a la rebelión de la Germanías

Capella de Ministrers pone música a la rebelión de la Germanías

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

El prolífico conjunto dirigido por Carles Magraner ya tiene otro trabajo en el mercado, Germanies.Se trata del segundo lanzamiento discográfico en lo que va de año, puesto que en febrero publicaron un trabajo dedicado al polifonista Cristobal de Morales.Y este salió casi seguido de A Circle in the Water, un elogio a la melancolía de la música británica del Renacimiento.

Un hecho histórico del que ahora se cumple el quinto centenario, la revuelta de las Germanías valencianas, sirve de motivo argumental para realizar esta recopilación de música renacentista europea en torno a la guerra. De 1519 a 1523 se extendió el conflicto en el reino de Valencia -aunque también tuvo su reflejo en el de Mallorca- entre la burguesía gremial y la nobleza. En paralelo, en Castilla las Comunidades se habían alzado en armas contra el emperador Carlos, episodio que acabó con el ajusticiamiento de los cabecillas del movimiento en Villalar, en 1521.

Para sacar adelante esta empresa, Carles Magraner ha contado con las voces de Èlia Casanova, Hugo Bolívar, Albert Riera, Víctor Sordo, Jesús Navarro, Ignacio Pérez y Pablo Acosta. En la sección de cuerda frotada le acompañan las violas da gamba de Lixania Fernández, Jordi Comellas y Leonardo Luckert, así como el violone de Raquel Fernández. En el apartado de viento han participado en la grabación del disco David Antich (flautas), Núria Sanromà (cornetto), Silke G. Schulze (chirimía),Ovidi Giménez (bajón), y los sacabuches de Elies Hernàndis, Joan Marín, Álvaro Martínez y David García. La percusión ha corrido a cargo de Pau Ballester, mientras que Robert Cases ha tocado la guitarra y la tiorba en las pistas, y Sara Águeda el arpa. Una formación de lujo que borda un producto sumamente atractivo y sugerente.

Guerra y paz en el Renacimiento es el subtítulo del trabajo porque, en efecto, todas las piezas seleccionadas están relacionadas con los conflictos armados, o, por el contrario, hacen alusión directa a su contrario, el tiempo de paz. Dentro del elenco de compositores cuya obra nutre las pistas del disco, destacan dos españoles, de los más grandes del siglo XVI español: Mateo Flecha el Viejo y Cristóbal de Morales.

De Flecha nos encontramos con dos ensaladas, ese género musical tan característico de nuestro Renacimiento, que ha sido calificado como contradictorio y anárquico, a la vez de culto y popular, y que combina lo burlesco con lo simbólico y lo sacro. El primer tema es El jubilate, compuesto presumiblemente durante la estancia del compositor en Valencia, donde parece ser que estuvo relacionado con la corte del duque de Calabria. Hace referencia a la batalla de Pavía en la que fue apresado el rey francés Francisco I, y llevado prisionero a Madrid.

Por otra parte, Germaníes incluye una parte de otra ensalada de Mateo Flecha, La guerra, cuya composición sitúa la musicóloga Maricarmen Gómez (Semblanzas de compositores españoles, Mateo Flecha el Viejo, Fundación Juan March) durante la etapa que pasó en Guadalajara en la órbita del duque del Infantado, don Diego Hurtado de Mendoza y Luna III, donde tomaría contacto con la obra del francés Clément Janequin, y con su pieza La guerre, que celebra la victoria de su país sobre los mercenarios suizos en septiembre de 1515.

El otro nombre español presente en el CD es el de Cristóbal de Morales, con el motete Jubilate Deo omnis terra, que el papa Paulo III utilizó como banda sonora para las conversaciones de paz entre el emperador Carlos V y Francisco I en Niza en el año 1538. Convencido de la fuerza de la música como instrumento para la paz, el pontífice envió a veinte cantores de su capilla y numerosos ministriles para interpretar la pieza en el encuentro entre los monarcas.

Figura también en el programa el francoflamenco Orlando de Lasso con su motete Da Pacem Domine, que cierra su libro Il primo libro de mottetti a cinque & a sei voci de 1556.

Del organista alemán Samuel Scheidt se ha incluido la Suite de batalla. Scheidt publicó tres volúmenes para conjunto instrumental conocidos como Ludi musici que recogen la Battle Suite integrada por I. Galliard Battaglia, II. Courant Dolorosa y III. Canzon Bergamasque. Otro compositor y también organista alemán es Michael Praetorius -también, como Scheidt del Renacimiento tardío o del primer Barroco-, autor de Terpsícore,​ una recopilación de más de trescientas danzas y melodías francesas, arregladas y publicadas por él en 1612. Allí viene incluida Galliarde et Courant de la Guerre, Entrée, Bouree & Courrant de Bataglia, que aparece en el disco.

Alla battaglia del holandés Heinrich Isaac es una pieza que se dice que está relacionada con el intento del florentino Lorenzo de Medici -mecenas del entonces joven compositor- de conquistar la fortaleza de Sarzanello en 1485, a la sazón en poder de los genoveses. También nos es presentada en la selección un tema de Tielman Susato, editor musical y compositor holandés, que publicó el libro de danzas Het derde musyck boexken…alderhande danserye en 1551, al que pertenece el título incluido en el CD Les Grand Douleurs & Pavane Sur la Bataille .

Claude Gervaise, autor de otro de los instrumentales que figuran en Germanies, trabajó de ayudante del editor Pierre Attaingnant, el gran editor de la chanson francesa de principios del siglo XVI. De su obra ha sido extraída la pieza Pavanne & Gaillarde de la Guerre.

Andrea Gabrielli fue organista en San Marcos de Venecia, y está considerado como el primer compositor de la Escuela Veneciana que adquirió fama internacional. Su Aria della Battaglia, incluida en el CD, es una pieza instrumental de corte militar muy en la línea de la música bélica que se hacía en el Renacimiento. Por su parte, el organista alemán Hans Leo Hassler, autor de Intrada & Gagliarda, fue discípulo de Gabrielli y llevó la influencia musical veneciana hasta su tierra de origen: madrigales, villanelle, canzonette, y el tipo de canción para la danza que caracterizó la obra del compositor Giacomo Gastoldi.

Precisamente, cierra el disco una versión del madrigal Amor Vittorioso de Giovanni Giacomo Gastoldi, que es un claro ejemplo de balleto o el tipo de pieza polifónica de naturaleza danzarina que influiría en el madrigalista inglés Thomas Morley. En la letra, Amor llama al combate a sus huestes, con el tradicional cántico en forma de fa-la-la tan risueño y divertido que caracteriza a este tipo de madrigal.

No hay comentarios sobre “Capella de Ministrers pone música a la rebelión de la Germanías”

Añadir un comentario.

Escribir un comentario



  • Compositores

    Juan del Encina

    Juan del Encina Quizás si algún día buscando entre legajos encontramos alguna frase referida a Zerbantes, sonreiremos y seguiremos...

    noviembre 27th, 2018 | Leer Más