Tomás Luis de Victoria: Ávila – Roma – Nueva York

Tomás Luis de Victoria: Ávila – Roma – Nueva York

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

No hay periferias cuando de Victoria se trata: es un músico universal.

De ahí el lema que preside la cuarta edición del Festival Internacional de Música Abvlensis, ‘Tomás Luis de Victoria: Ávila-Roma-NuevaYork’, un epígrafe que quiere subrayar el universal reconocimiento que atesora la obra del compositor abulense.

Y es que la música de Victoria se canta en Ávila, desde luego, pero también en Roma, en Londres, en México, en Oslo o en Nueva York: sí, muy cerca de la icónica Times Square, en la Iglesia St. Mary the Virgin, se escucha la polifonía de Victoria casi a diario, no entre murallas o campanarios, no, sino entre altas torres de cristal.

Geoffrey Williams, Steven Caldicott Wilson, Christopher Dylan Herbert y Craig Phillips, integrantes de New York Polyphony ―grupo residente en la presente edición de Abvlensis― embelesan, con la música de Tomás Luis de Victoria, la ciudad que les titula.

Una ciudad que acoge y sabe de todas las músicas del mundo.

En el Preámbulo del Festival, que es también la presentación oficial en España de New York Polyphony, sabremos por qué.

Como cada año, Abvlensis distingue a una agrupación de prestigio internacional y especializada en música vocal histórica con la categoría de grupo residente, esta condición conlleva que New York Polyphony residirá durante una semana en la ciudad de Ávila con el objetivo de desarrollar múltiples actividades: presentación a los medios de comunicación, encuentros con el público, conferencias, conciertos, y clases magistrales.

Todo este trabajo culmina con un concierto de alumnos ―treinta intérpretes previamente seleccionados, cuatro de ellos becarios― que presentarán al público, además de exigentes obras de Victoria, músicas de maestros de capilla vinculados a la Catedral de Ávila: Morales, Bernardino de Ribera, Juan Navarro, Vivanco.

Por su parte, el concierto de New York Polyphony, ‘Gaudeant in caelis’ que tendrá lugar el martes 25 de agosto en el Auditorio Municipal de San Francisco, incluye ―a petición del equipo de Abvlensis― una de las misas más hermosas de Victoria: ‘O quam gloriosum est regnum’, junto a creaciones de Peñalosa, Guerrero y Palestrina.

Una antología de polifonía histórica extraordinaria, canónica.

Y junto a Nueva York, también Roma, ciudad donde Tomás Luis de Victoria vivió largos años, está presente en Abvlensis 2015 gracias a Odhecaton, prestigioso conjunto italiano que dirige el maestro Paolo da Col.

El coro, constituido por doce voces masculinas, presenta un programa titulado ‘Tu es Petrus, polifonía para un nuevo Papa’, propuesta que recoge obras asociadas al ceremonial, siempre solemne y magnífico, que se despliega en la coronación de un nuevo papa.

El programa presenta obras de Arcadelt, Palestrina, Morales y, claro está, de Victoria, como el motete a seis voces ‘Tu es Petrus’ que da título al concierto, o ‘Ecce sacerdos magnus’, motete a cuatro sobre el que el compositor inglés Benjamin Britten escribió en 1946 una improvisación para órgano, ‘Prelude and Fugue on a Theme of Vittoria’ (sic) que tendremos oportunidad de escuchar en un concierto titulado ‘Oficio y virtud’, velada que quiere ser además un homenaje a la gran Montserrat Torrent, maestra de maestros.

Aquí es interesante apuntar, pues suele obviarse, que Tomás Luis de Victoria fue reconocido en vida como eminente organista, y en calidad de tal ejerció tanto en Roma como en Madrid.

Montserrat Torrent ha perfilado un hermoso programa que trenza a Victoria con Santa Teresa volcando en el órgano de la Iglesia de la Santa (edificada sobre el solar de su casa natal) obras de Cabezón, Correa, Merulo o Eduardo Torres con su ‘Impresión teresiana’.

Claro está que la talla universal de Victoria está ligada al contexto en que germinó: aquel imperio que con Carlos V y Felipe II no conocía ocaso.

‘Del máximo esplendor’ es el título que resume el recital que José Miguel Moreno, que tendrá lugar en el también esplendoroso patio del Palacio de Superunda-Caprotti, entre cuyas columnas nos deleitará el sonido íntimo y siempre melancólico de la vihuela, el instrumento que llenó de glosas e indiscreciones las envidiadas y temidas dependencias palaciegas de los por entonces inmensos reinos de España.

Y para terminar, muchas novedades.

En la presente edición Abvlensis ha incluido la reconstrucción y puesta en escena de la ‘Danza y (N) moral o Il Dialogo del ballo’, una representación dirigida por la musicóloga y coreóloga Cecilia Nocilli y realizado por la compañía de teatro Dran y Il Gentil Lauro.

El espectáculo gira en torno a la danza renacentista e integra un cuadro de profesionales que incluye actores, bailarines, cantantes, coreólogos y músicos.

Así, asistiremos a un desenvolvimiento de pavanas, gallardas y passamezzos, vueltas y suaves reverencias, retóricas del movimiento que propician ver y ser visto, acercarse y alejarse con gracia para, entre otras cosas, propiciar el galanteo y sus negocios.

Por otra parte, el equipo de festival, consciente de la importancia de una temprana educación musical y de incluir a los más pequeños en la dinámica de eventos culturales de la importancia de Abvlensis, ha incorporado un taller de introducción a la danza para niños: ‘El Rey de la pista renacentista’, donde niños y niñas, vestidos como corresponde a su rango, aprenderán a bailar pavanas como los reyes y reinas de su casa que son.

No hay comentarios sobre “Tomás Luis de Victoria: Ávila – Roma – Nueva York”

Añadir un comentario.

Escribir un comentario



  • Compositores

    Juan del Encina

    Juan del Encina Quizás si algún día buscando entre legajos encontramos alguna frase referida a Zerbantes, sonreiremos y seguiremos...

    noviembre 27th, 2018 | Leer más