Sin silencio no hay música

Sin silencio no hay música

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

Sin silencio tampoco existe la posibilidad de una buena grabación.

Y cuando por fin encuentras el sitio supuestamente ideal, se nota de pronto cualquier pequeña cosa – el tractor del granjero a 500 m., una pareja de pájaros enamorados, el viento y, en Cantabria, por supuesto, la llovizna.

Luego, inevitables, las medidas personales contra el frio – chaquetas, zapatos, bufandas – que contribuyen a correr el riesgo de más ruido.

¡Y todo esto antes de cantar una sola nota! Sí, se pone a prueba la paciencia de los protagonistas.

Un posible espectador que me vea en este momento puede pensar ¿qué hace éste, sentado en medio de la iglesia, con unos cascos puestos, leyendo una partitura y con su bolígrafo nervioso, anotando arriba y abajo?

¿será el tonmeister acaso la persona que ha de buscar siempre lo negativo, como el profesor de gramática de primaria, buscando el fallo, cualquier desajuste, desfase, desafinación, des-algo?

Por fortuna, con este grupo se presenta muy poco de esto, y en esos días me pude concentrar en buscar la chispa de la música, en disfrutar, de cómo todas las piezas encajan perfectamente para producir mucho más que la suma de sus partes individuales.

Ars Poliphonica no es un coro.

En un coro, los cantantes tienen que dejar a un lado su personalidad individual para actuar como una sola voz –como un pulpo que va en una dirección concreta, aunque sus tentáculos parezcan tener vida propia-.

Los cantantes de Ars de vez en cuando buscan esa unanimidad -como efecto, si la música lo pide– pero normalmente dejan sonar con bastante libertad sus hermosas voces y timbres individuales.

El efecto es como un “debate” entre amigos, donde finalmente todos han llegado a un acuerdo y expresan las mismas opiniones, pero cada uno con sus propias palabras y matices.

En las sesiones de grabación se percibe perfectamente esta excelente comunicación y ambiente, esa complicidad, cosa que igualmente se trasluce a la perfección mientras cantan, charlando mientras esperábamos algo de silencio en un entorno a veces hostil o durante las comidas del mediodía.

Son amigos, que terminan las frases de los otros, enlazando sus pensamientos.

Rupert Damerell es Máster en Música por la Universidad de Cambridge.

Especialista en música coral y litúrgica, cantante, organista/pianista y director.

Ingeniero de sonido y productor en grabaciones de música clásica.

Sus principales áreas de interés abarcan la afinación absoluta, así como la música medieval, renacentista y barroca y los criterios para su correcta práctica interpretativa.

Ars Poliphonica

Ars Poliphonica es un conjunto vocal constituido en 1989, inicialmente como grupo de voces masculinas, cuyos componentes habían sido integrantes destacados de la mítica Escolanía “Santo Domingo Savio” de Santander.

Desde el primer momento se ocupan principalmente de la interpretación de polifonía renacentista.

Más tarde, profundizan en otras vías de la interpretación histórica y en las ricas posibilidades de la contemporaneidad. Hoy, y tras una constante renovación, Ars Poliphonica mantiene un grupo de músicos con una gran experiencia en el campo vocal, y que evoluciona continuamente para poder ofrecer los mejores niveles interpretativos desde la más absoluta independencia y con la máxima exigencia artística.

Han actuado en importantes escenarios de España y Europa y han cantado como grupo, o individualmente o junto a otras formaciones, con ensembles y orquestas de reconocido prestigio y con grandes directores e intérpretes del panorama internacional.

A lo largo de todos estos años han recibido numerosos reconocimientos nacionales e internacionales.

En los últimos años han tenido el privilegio de trabajar en extensas sesiones magistrales y conciertos con algunas de las más grandes personalidades mundiales en la música vocal, y de la Música Antigua y la Polifonía en particular, como Peter Phillips (The Tallis Scholars), The Hilliard Ensemble, David Skinner, Alamire, New York Polyphony, Paolo da Col y Gothic Voices; recibiendo siempre un reconocimiento expreso y generoso por parte de estos maestros.

Durante el año 2015 llevaron su programa piloto “La Mvsica de los Días: de Alba y de Albión” con polifonía sacra renacentista española, portuguesa e inglesa, por toda España, recogiendo toda esta música en un trabajo discográfico, al tiempo que las vivencias de un grupo tan especial preparando e interpretando esta música en un interesante documental de casi una hora de duración.

Durante su ya dilatada trayectoria, los comentarios de la crítica especializada han sido unánimes al valorar su música, con expresiones tales como: “…verdadero amor al canto”, “una sofisticada magia vocal”, “…deliciosa musicatessen a cappella …a través de un esforzado elitismo vocal”, “…música infinita y eterna, más allá de las modas”, ” directos al corazón, sin atajos, es una música sincera, pura, desnuda, sin artificios; alimento del alma sin colorantes ni edulcorantes”, “…amazing sensual sound and vowel colour…”, “…perfect breath and shared complicity with a superb and very elegant singing,” etc.

Con todo, seguramente lo que más caracteriza la labor musical de Ars Poliphonica es su atención a los latidos de la música viva.

1 Comentario sobre “Sin silencio no hay música”

  1. Ars Poliphonica dice:

    GRACIAS!

Escribir un comentario



  • Compositores

    Juan del Encina

    Juan del Encina Quizás si algún día buscando entre legajos encontramos alguna frase referida a Zerbantes, sonreiremos y seguiremos...

    noviembre 27th, 2018 | Leer más