“Si Monteverdi viviera hoy, incluiría rap en sus óperas”

“Si Monteverdi viviera hoy, incluiría rap en sus óperas”

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

MIGUEL PÉREZ MARTÍN | En la Cappella Mediterránea hay una premisa a la hora de recuperar el patrimonio musical del Barroco: debe sonar como si la obra se hubiera compuesto hoy.

Estos días están por primera vez en el Teatro de la Zarzuela, con un doble programa dedicado a Sebastián Durón en el tercer centenario de su muerte.

Con algo más de una década de existencia, este grupo abrirá en septiembre la temporada de la Ópera Garnier de París, donde será conjunto residente hasta 2019.

“Para nosotros, la recuperación de una obra como una pieza de museo no tiene sentido.

Una persona que venga a escuchar una obra del siglo XVIII tiene que sentir lo mismo que si fuera a un concierto de pop.

Lo que hacemos es resucitar almas con nuestro trabajo, de compositores y poetas, y eso es uno de los milagros más bonitos que hay”, cuenta su director, Leonardo García Alarcón.

Su forma de trabajar a la hora de enfrentarse a una obra nueva es analizar el texto; después la tocan con guitarras para encontrar las velocidades, luego buscan matices y colores y después viene la orquestación de cada personaje, su aura.

“Es como darle música a una película muda”, cuenta el director.

Viven en un triángulo en el corazón de Europa, entre Bruselas, Ginebra y París, y en esas tres ciudades despliegan su laboratorio experimental.

“Somos un grupo en el que la estética y todo lo que hacemos recuerda al Mediterráneo, que durante 3.000 años fue el lugar en el que todas las civilizaciones asentaron todas las ideas filosóficas y estéticas que son pilares del mundo que hoy conocemos.

Nuestro nombre viene en homenaje a aquella época en la que el norte se nutrió de todo lo que se hacía en el sur, y es necesario volver a ese núcleo que fue el Mediterráneo”, dice García Alarcón.

En el proyecto que les ocupa en la Zarzuela, defienden la figura de Durón como un “Händel español”, y le atribuyen el valor de haber traído a España toda la tradición de la música lírica italiana.

“La música de Durón no nos permite reflexionar de tanta velocidad que provoca, es un auténtico combate sin parar de principio a fin”.

Su grupo, desde que naciera en 2005 tras cinco años pensando el proyecto, es algo curioso en su formación.

Sus músicos y cantantes no hacen diferenciación entre las músicas y son capaces de tocar jazz, acompañar a un cantaor flamenco o cantar una canción pop.

“Cuando nuestros músicos acompañan la música de Durón no lo hacen como un músico de conservatorio, sino que esa música parece escrita hoy”, dice.

Y se basa en lo que hacían los músicos del Renacimiento y Barroco cuando abordaban sus creaciones, que tomaban toda la música presente en su época y la introducían en la ópera.

“Para mí, es importante recordar que en el siglo XVII no se hacía desprecio a ningún tipo de música.

En el Orfeo, Monteverdi incluye música de corte, danza, música íntima, de taberna.

Si un músico de esa época viviera hoy iría a escuchar el rap, las músicas populares, y todo estaría dentro de su obra lírica”, explica el director.

Pero, ¿cómo se interpreta algo que se creó hace siglos hoy siendo fiel a lo que no puede escribirse en el papel?.

¿Cómo se resucita el alma de un compositor? “Si nosotros tuviéramos que escribir lo que hace un cantaor de flamenco, escribiríamos solo un 2%.

El intérprete tiene el secreto de la emoción, y por eso debemos utilizar la partitura para salir al encuentro de la emoción que contenía esa partitura en la época.

Eso se hace nutriéndose de las músicas populares existentes hoy”, explica.

También piensa que la música que hoy se considera “sagrada” y que viven en los templos de los auditorios y coliseos de ópera ha sido utilizada por la política para fomentar una división de clases que en el Barroco no existía en la cultura musical.

“El siglo XX utilizó la ópera como un medio de división de clases.

Pero la ópera nació precisamente en el carnaval veneciano, cuando las clases se abolían detrás de la máscara.

La ópera es la igualdad, y el siglo XX la ha vuelto elitista porque los reinos principalmente la han tornado un medio político”, dice García Alarcón.

Y para él, todas las músicas deben convivir al amparo de una misma sala, no debe haber palacios donde la música popular esté vetada.

“La música popular no es un arte menor, ese es el mayor error que puede cometer un ministro de Cultura.

Si hay algo que comparte casi toda la humanidad es el amor por la música, no hay apenas nadie que no escuche música.

Lo que debe importarnos es el poder de la música, no los estilos de la misma”, cuenta, y pone el ejemplo de Brahms, que hasta el final de su vida tocó en un cabaret y que “hoy los que lo dirigen se olvidan de eso”.

“Hay que llevar el arte a todo el pueblo, y que pueblo no sea una mala palabra para aquellos que defienden sus intereses”, dice muy serio.

Para el futuro, la Cappella tiene unos meses vertiginosos de trabajos cargados de proyectos.

A la residencia en la Ópera de París hasta 2019, cuando festejarán los 350 años de la institución con una ópera de Lully, se suma una ópera para festival de Aix-en-Provence y otra en Ginebra.

Además están inmersos en un interesante trabajo que grabarán en junio y que va a ser un homenaje a la música catalana, para el que están transcribiendo canciones de Serrat a cinco voces para un recital que va a comenzar con las ensaladas de Mateo Flecha y terminará con unos madrigales sobre la música de Serrat.

“Sagrado, sacralización y sacrilegio son tres palabras muy relacionadas, la relación del arte con la religión y la creencia de que hay distintos niveles de arte. Eso fue un invento del siglo XX”, concluye.

ESCRITO POR MIGUEL PÉREZ MARTÍN | eLPAIS

15 Comentarios sobre ““Si Monteverdi viviera hoy, incluiría rap en sus óperas””

  1. Sol Naranja dice:

    Incluiria jazz, funk o disco, pero no rap

  2. Adela Vidal dice:

    sus madrigales son exquisitos y deliciosos de escuchar…..recomendable al cien por cien

  3. Se Monteverdi vivesse hoje, ele não seria Monteverdi (Grande músico, ou seja compositor/executor), seria apenas um bom tocador de viola da gamba, nada mais…. Isso porque a nossa formação musical moderna ( músico intérprete) é pífia se comparada com a dos renascentistas e barrocos.

  4. No estoy muy convencido de esto, le hubiera gustado el jazz y el skat y el rock ‘n’ roll fijo incluso los grupos góticos y new wave pero esa mierda de rap … No creo !

  5. Pamplinas. También una vez dijeron que si Bach hubiera nacido en el siglo XX hubiera sido como Dámaso Pérez Prado (puro mambo).

  6. Respeto su opinión, pero no la comparto. El gran Monteverdi, fue revolucionario para su época, pero no se puede comparar con nadie.

  7. Ya no seria Monteverdi. Sería otra cosa…

  8. Ludo Vico dice:

    Una cosa es difundir. Otra FALSIFICAR.

  9. Si,si.Y tambien pintaria las paredes con spray y tendria una pipa en la guantera.

  10. Escuchaste Marcelo? tenes que incluir rap

  11. Nivariense dice:

    Il divino Claudio.

    Felice chi ricovra a la dolce ombra
    Claudio gentil, del vostro Monteverde,
    Ch’ogni malinconia dal cor disgombra.
    Se dunque al mondo io campassi mill’anni,
    A voi solo hò da vivere in eterno,
    Sempre in servirvi fia ch’io mi condanni;
    Perche musica nuova in voi discerno
    Con tal varietà, che n’innamora
    Non sol la terra, e’l ciel, ma ancor l’Inferno;
    Quindi nasce ch’ogn’un voi solo honora
    Per l’opre musicali, e voi solo ama
    Voi sol gradisce, apprezza, e solo adora.
    Siate voi mille volte benedetto ,
    E benedetta la carta, e l’inchiostro,
    Che scuopre i frutti del vostro intelletto,
    Che fan ch’unico sete al secol nostro,
    E dican quanto vogliano i Pedanti,
    Col mordere, e abbaiare al nome vostro,
    Che stitico è lo stil di tutti quanti.
    Ho sentito di Roma smusicare,
    Che sopr’ogn’altro par si glorij, e vanti;
    I cantanti per certo non han pare,
    Ch’il terren li produce a millioni,
    E cantono con gratia singolare;
    Ma se i compositori non son buoni
    Per qual suo stil ch’è sempre fatto a un modo
    Che mi straccie l’orecchie, son minchioni.
    Non c’è un proceder variato, e sodo,
    Non un piccante, un garbo, una eccellenza,
    Com’è nel vostro far ch’ammiro e lodo.
    Io dico il gentil Claudio Monteverde
    Nel cui compor perfetto il stil Drammatico
    La musica ubbidisce alle parole
    Però nel inventioni ardito e prattico
    Nobile vario e bello e sempre verde
    Si mostra e senza pari sotto il sole.

    Bellerofonte Castaldi.
    Rime burlesche, 1638
    (Manuscrito Biblioteca Estense, Módena)

    Traducción:

    El divino Claudio.

    Feliz aquel que encuentre cobijo, querido
    Claudio,
    A la dulce sombra de vuestro Monte verde
    Que libera el corazón de toda melancolía.
    Así pues, si viviera yo mil años,
    Eternamente viviría para vos solo,
    Me condenaría a serviros siempre;
    Porque en vos encuentro música nueva
    De tal variedad que nos enamora,
    No sólo a la tierra y al cielo sino también al
    infierno.
    Así sucede que todos os celebran
    Por vuestras obras musicales, y os aman
    Os quieren, os aprecian, os adoran.
    Bendito seáis mil veces,
    Y benditos el papel y la tinta
    Que descubren los frutos de vuestra mente,
    Los cuales os hacen único en nuestra época.
    Y que los Pedantes digan lo que quieran,
    Mordiendo y ladrando contra vuestro nombre,
    Pues estreñido es el estilo de todos estos.
    He oído cómo destrozan la música en Roma,
    Que parece gloriarse y presumir sobre todos
    los demás;
    Ciertamente los cantantes no tienen parangón,
    Pues la tierra los produce a millones
    Y cantan con gracia singular;
    Pero si los compositores no son buenos,
    O sea, si su estilo siempre está hecho de un
    modo
    Que destroza los oídos, son unos idiotas.
    Ninguno tiene aquellas maneras variadas y
    compactas,
    Aquellas notas picantes, aquellas gracias y
    excelencias
    Que vos empleáis, lo cual admiro y alabo.
    Yo digo que nuestro querido Claudio
    Monteverdi,
    Que compone perfectamente en estilo
    Dramático
    Donde la música obedece a las palabras,
    Pero que también es atrevido y práctico
    inventando,
    Siempre noble y variado y siempre verde,
    Se muestra bajo el sol sin parangón ninguno.
    Traducción: Flavio Ferri-Benedetti

Escribir un comentario



  • Compositores

    Juan del Encina

    Juan del Encina Quizás si algún día buscando entre legajos encontramos alguna frase referida a Zerbantes, sonreiremos y seguiremos...

    noviembre 27th, 2018 | Leer más