Ser Luthier, cumplir sueños

Ser Luthier, cumplir sueños

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

Construir o crear un instrumento, no termina sólo ahí.

Se prolonga en infinitas posibilidades, tantas como cantidad de músicos hay.

Para un luthier es cumplir sueños propios y ajenos, conectar algo natural con algo artificial y esperar que se lleven de la manera adecuada, ser luthier es ser un soñador sonoro, un soñador estético que espera despertar y entregar su creación a su impaciente ‘dueño’.

No es una profesión para ser millonario, pero si una manera de vivir para ser feliz.

Asier de Benito pasa gran parte de su vida en su taller de Massanassa, rodeado de paz, donde construye y restaura instrumentos musicales de cuerda pulsada y frotada.

Son instrumentos para la interpretación de música histórica, que construye de forma completamente artesanal…

Entre tanta creación, se encuentran guitarras barrocas y románticas, vihuelas de mano, laúdes renacentistas, rabeles, cítolas, salterios, fídulas y zanfonas, con gran aceptación en el mercado, no sólo entusiasta, sino también profesional.

Este fantástico Luthier realiza, además, una labor divulgativa del oficio de la violería y de la historia de los instrumentos musicales de cuerda, mediante charlas y exposiciones.

Éstas están orientadas para todos los públicos, de modo que resulten amenas tanto para el público general como para el instruido en la materia.

Sus instrumentos son expuestos anualmente en diferentes certámenes a nivel nacional…

ASIER DE BENITO

Asier de Benito, nace en Bilbao en 1978. De niño se trasladó a Valencia, donde comenzó ya desde muy joven a construir instrumentos de forma autodidacta.

Un tiempo después, ingresó en el Conservatorio Juan Crisóstomo de Arriaga de Bilbao para cursar la carrera de Construcción artesanal de instrumentos musicales de arco.

Allí aprende de la materia de construcción, impartida por el luthier Javier Guraya Ibarmia, y de la asignatura de física acústica, de mano de los físicos Jesús Alonso Moral y Unai Igartua.

Estudia construcción de arcos modernos e históricos con los archetiers Frèdèric Bécker y André Alegre, respectivamente.

Ha sido alumno, además, en varios cursos de construcción de instrumentos históricos impartidos por el maestro Jesús Reolid lo que le han llevado a ser uno de los mejores y más preparados Luthieres.

Madera

Asier de Benito utiliza maderas seleccionadas y debidamente estacionadas.

Esto significa que, tras su adquisición, son almacenadas para que sequen naturalmente al aire, sin hornos ni calefacciones que alteren su estructura celular.

Cada pieza de cada instrumento que construye es estudiada con detenimiento antes de elegir qué especie de árbol utilizar y cómo cortarla (sentido de la veta, disposición de los anillos, etc…).

Además, siempre sigue criterios históricos determinantes para elegir dichas especies como son los inventarios comerciales de cada época para saber qué especies se comercializaban en cada época y cuáles eran utilizadas para construir instrumentos.

Una vez más, los ejemplares conservados en museos nos dan una información muy valiosa en este sentido.

Así, para los cuerpos utiliza principalmente maderas europeas como son el ciprés, arce, abedul, peral, nogal, cerezo, tilo…
aunque también otras nativas de América, África o Asia, como el palosanto o el pao ferro.

Para las tapas armónicas casi exclusivamente utiliza abeto europeo (picea abies), ya que de todas las especies es la que reúne las características acústicas y mecánicas idóneas.

En el caso de los elementos sujetos a mayor desgaste o esfuerzo mecánico, como las clavijas, diapasones, cejillas, cordales o botones, se hace necesario recurrir a materiales muy resistentes como son el ébano, boj, peral… e incluso hueso o asta.

Debido a la producción industrial y a la sobreexplotación algunos materiales como son el marfil, el carey y algunas especies de maderas tropicales están al borde de la extinción y su comercio hoy día está prohibido.

En estos casos utiliza sustitutos que cumplan similares funciones estéticas y/o acústicas.

“Es deber de tod@s hacer y exigir un comercio justo y un uso respetuoso con estas materias primas para disfrute de generaciones venideras.”

Acabados

La finalidad del acabado es la de sellar la superficie del instrumento contra la humedad y el desgaste producido por el uso al tiempo que resalta el color y la veta de la madera.

Empleaz barnices orgánicos compuestos por resinas naturales disueltas en alcohol o cocidas en aceite de lino.

Un ejemplo es la goma laca que se utiliza en guitarrería tradicional y que es aplicada en finas capas a muñeca (pulimento francés).

También en este campo trata de respetar los criterios históricos, por ejemplo, para instrumentos medievales es mucho más coherente aplicar un acabado de cera de abejas o aceites de tung, lino, camelia… que otorgan un acabado más natural y austero a las piezas.

Asier de Benito acaba de estrenar WEB, creada por Belén Ballesteros, donde se puede ver parte de los maravillosos trabajos que realiza… Os dejamos el enlace:

www.AsierDeBenito.com
Photo by @La Nena Wapa

5 Comentarios sobre “Ser Luthier, cumplir sueños”

  1. Arte,sensibilidad, trabajo….!!

  2. Hay un secreto terrible que he guardado en silencio sobre el final que tuvo la vihuela que me regaló Rafael Puyana. Algún dia….

  3. y la fé! recordemos que los instrumentos se usan para la obra religiosa tambien!

Escribir un comentario