Orlando Consort / Inglaterra, alégrate: la ascensión al trono del rey Enrique VIII

Orlando Consort / Inglaterra, alégrate: la ascensión al trono del rey Enrique VIII

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

Hoy en el Festival Internacional de Música Antigua y Barroca de Peñíscola actuará Orlando Consort Inglaterra, con su programa alégrate: la ascensión al trono del rey Enrique VIII será el día 6 a las 22.30 h en el Patio de armas del Castillo del Papa Luna – Peníscola

Orlando Consort

Creado en 1988 por el Early Music Centre de Gran Bretaña, el grupo rápidamente obtuvo una gran reputación como uno de los conjuntos europeos más expertos y desafiantes en la interpretación del repertorio del período de 1050 a 1550.

Ha participado en la mayoría de los más importantes festivales británicos y en los últimos años ha actuado repetidamente en Francia, Holanda, Bélgica, Alemania, Italia, Suecia, Polonia, la República Checa, Estonia, EUA y Canadá, Sudamérica, Singapur, Japón, Grecia, Rusia, Austria, Eslovenia, Portugal y España.

Su impresionante discografía para Saydisc, Metronome, Linn, Deutsche Grammophon y Harmonia Mundi USA incluye una recopilación de música de John Dunstaple y La llamada del Fénix, seleccionados como Disco del Año en el apartado de Música Antigua por la revista Gramophone en 1996 y 2003.

Asimismo, todos sus CD de música de Compère, Machaut, Ockeghem, Josquin, Papas y antipapas, El sarraceno y la paloma y Pasión, también han sido seleccionados.

Su grabación en 2008 de la Misa de Notre Dame y las Rimas dispersas de Machaut, fue seleccionada para un premio de la BBC Music Magazine.

Recientemente, el grupo ha comenzado un nuevo proyecto a largo plazo: la grabación de todas las canciones de polifonía de Guillaume de Machaut con Hyperion Records.

Las actuaciones del Orlando Consort cada vez abrazan más las esferas de la música contemporánea y la improvisación.

A día de hoy, han llevado a cabo más de treinta estrenos mundiales.

Junto con Radcliffe Trust, actualmente es el conjunto residente en las universidades de Nottinghan, Bangor y Durham.

La actuación de The Orlando Consort, interpretando música francesa de los siglos XII y XIII, en el Boston Early Music Festival, fue elegida Mejor Interpretación de Música Antigua del Año por el Boston Globe.

Otros acontecimientos recientes destacados son su debut en el Carnegie Hall de Nueva York y sus conciertos con el proyecto Mantra, en el que explora la música histórica portuguesa y de Goan, con el brillante intérprete de tabla Kuljit Bhamra, en Singapur.

La temporada próxima incluye visitas a EUA, Irlanda y Alemania.

PROGRAMA

Orlando Consort
Inglaterra, alégrate: la ascensión al trono del rey Enrique VIII

The Orlando Consort
Matthew Venner, alto
Guy Cutting, tenor
Angus Smith, tenor
Donald Greig, barítono

Programa
Inglaterra, alégrate: la ascensión al trono del rey Enrique VIII
I
La Iglesia y la Monarquía
John Dunstaple (d. 1453) Descendi in ortum meum
Walter Frye (d. 1475) Ave regina celorum
Enrique V (1387-1422) Sanctus
Anónimo (c. 1430) Credo in unum Deum

La corte del rey Enrique VII
Fayrfax (1464-1521) Alas, for lack of her presens
Anónimo (c. 1500) Be it known to all

El joven príncipe Enrique y Catalina de Aragón
Anónimo (c. 1511) Adieu, adieu, le company
Cornish (d. 1523) Whiles life or breath (My sovereign Lord)

La caza y la guerra
Anónimo I am a jolly foster
Anónimo England, be glad
Cornish Blow thy horn, hunter

II
Canciones francesas en la corte inglesa
Busnois (d. 1492) Fortune esperée
Van Ghizeghem (d. 1497?) Alles regretz

Canciones inglesas de amor y caballería
Cooper (c. 1512) Farewell my joy
Anónimo If I had with for to endite
Anónimo Madame d’amours

Entretenimiento en la corte del rey Enrique VIII
Enrique VIII (1491-1547) Pastime with good company
Cornish My love she mourneth
Enrique VIII Though some saith
Cornish Adieu mes amours
Cornish Ah Robin, gentle Robin
Enrique VIII Hélas madame

Notas al programa

El rey Enrique VIII es recordado hoy en día como héroe y villano de la historia británica. De hecho, en cierta manera se da en él una paradoja.

De joven, destacó por su belleza, su porte atlético, su afición por la caza y las justas y su naturaleza culta. Fue un compositor con no poco talento.

Sin embargo, su reinado destacó también por actos despreciables. Es bien conocido que tuvo seis esposas, a dos de las cuales mandó ejecutar.

Era un hombre de carácter y de guerra; Inglaterra estuvo casi constantemente en guerra durante su reinado, bien con Francia, bien con Escocia; a veces, con ambas simultáneamente.

Y también fue él quien lideró el conflicto de su país con la Iglesia de Roma, en ocasiones encabezando la secesión de las naciones con el catolicismo y la fundación de la Iglesia de Inglaterra.

Este acto estuvo unido a la disolución de los monasterios y la destrucción de las fundaciones eclesiásticas.

Mientras muchos bienes fueron saqueados con displicencia y fueron desaàreciendo en favor del tesoro de la corona, mucha de la gran música de los 200 años anteriores fue destruida y se perdió para siempre.

El programa de esta noche muestra principalmente los aspectos más felices de la corte de Enrique VIII, especialmente durante los primeros años de su reinado, tras su ascensión al trono en 1512.

Captura el espíritu de Inglaterra en la época en la que el joven Enrique Tudor, de 17 años y recién casado -que inicialmente se había encaminado hacia una vida eclesiástica-, se convirtió en el dirigente de una de las naciones más poderosas del mundo.

I
La Iglesia y la Monarquía

Comienza con música eclesiástica del siglo XV, que da una idea del tipo de música que se escuchaba en las iglesias inglesas incluso durante el reinado del rey Enrique VIII.

John Dunstaple fue el compositor preeminente del Renacimiento temprano y las crónicas iniciales de este período acreditan su trabajo como inspirador de muchos compositores europeos, incluidos Binchois y Dufay.

Fue cantante y compositor al servicio de varios miembros de la familia real (incluida la madre del rey Enrique V), y probablemente fue este hecho el que pesó a la hora de preservar su música, incluso en los momentos más turbulentos.

Walter Frye debió pasar una parte de su vida trabajando fuera de Inglaterra; sin duda, su arreglo del Ave Regina Celorum -una obra popular entre los compositores-, fue uno de los más extendidos por toda Europa.

El arreglo del Sanctus que le sigue está atribuido a «Roy Enrique»; existe alguna duda sobre si fue compuesto por Enrique IV o Enrique V, pero la mayoría de los investigadores coinciden en que probablemente pertenece al segundo.

El Credo que cierra esta sección es una composición muy inusual. Proviene de un monasterio cisterciense del norte de Yorkshire y sorprende por su animación y sus ritmos pegadizos.

La corte del rey Enrique VII

Enrique Tudor derrotó al rey Ricardo III en la Batalla de Bosworth en 1485, y se apoderó del trono de Inglaterra como rey Enrique VII, poniendo fin a muchas décadas de guerras y conflictos conocidas como las Guerras de las Rosas, expresión que hace referencia a los emblemas con rosas blancas y rojas de las facciones opuestas.

Enrique VII no tenía nada de la extravagancia de su hijo, y se le recuerda más bien por haber sido austero, pero la nación estuvo agradecida con él por la paz y la unidad que trajo y que pavimentó el camino hacia más de un siglo de reinado de la dinastía Tudor.

Alas, for lack of her presents es una graciosa canción cortesana de amor de Fayrfax, uno de los cantores de la capilla real. La anónima Be it known to all es una obra sacra en inglés que relata la pasión y muerte de Cristo en la cruz.

El joven príncipe Enrique y Catalina de Aragón

Arturo, el príncipe heredero del rey Enrique VII, murió trágicamente siendo joven en 1502. Sin embargo, ya estaba casado con Catalina de Aragón; ella había sido prometida a Arturo cuando tenía tres años, y se casaron en 1501, cuando contaba 16. Tras la muerte de Arturo, Catalina permaneció en Inglaterra y fue prometida a su hermano más pequeño, Enrique. Sin embargo, y en gran medida debido a los desacuerdos entre el rey Enrique VII y los monarcas católicos españoles sobre la dote correspondiente, la boda no se celebró hasta 1509.

Adieu, adieu, le company debió de ser escrita a principios de 1511, ya que alaba no solo a Enrique y Catalina, sino también a su hijo infante.

Se trata de una referencia a Enrique, duque de Cornwall, que nació el 1 de enero de 1511 y que murió justo ocho semanas después.

El arreglo de Whiles life or breath (My sovereign lord) está escrito por William Cornish, pero como si las letras hubieran sido compuestas por la reina Catalina; de hecho, el nombre de Enrique está garabateado en una lateral de la partitura original.

La caza y la guerra

Como ya se ha dicho, el rey Enrique VIII era un apasionado de las nobles actividades de la caza y las justas, por no mencionar el arte de la guerra. I am a jolly forester (forester), es una canción de caza que narra grandes proezas en persecuciones de piezas; es fácil imaginarla siendo cantada como entretenimiento tras un día de caza, muy en la línea de Blow thy horn hunter.
England, be glad fue escrita en la época de la invasión inglesa de Francia, en 1513, cuando el rey estuvo acompañado por los músicos de la Capilla Real.
II

Canciones francesas en la corte inglesa

A pesar de la histórica animosidad, la influencia francesa en la corte inglesa era fuerte todavía en los primeros años del siglo XVI -el francés ya no era la lengua oficial, pero aún era ampliamente hablada-.

Fortune esperée es una reelaboración de una canción del compositor francés Antoine Busnois, mientras que Allez regretz pertenece al compositor de la corte de Borgoña, Hayne van Ghizeghem.

Canciones inglesas de amor y caballería

La gran tradición del amor cortesano en la literatura había sido ampliamente ignorada en el reinado de Enrique VIII, pero todavía inspiró muchas canciones maravillosas; después de todo, el tema del amor, que puede ser correspondido o no, y que tiene el poder de inspirar tanto respeto como dolor en igual medida, está siempre presente, desde el Medievo hasta los tiempos modernos.

Farewell my joy fue escrita en la primera década del siglo XVI por «Cooper»; el único hecho adicional que conocemos de este compositor es que obtuvo el título de »doctor» en 1507.

La canción anónima If I had wit for the endite es un maravilloso ejemplo de cómo canciones de construcción simple de este período pueden, sin embargo, sonar de manera exquisita.

La pieza de cuatro partes Madame d’amours probablemente sea otra canción que se originó más allá de Inglaterra; sus líneas, que fluyen como por tierra intrincada, son reminiscencias de la canción de Busnois escuchada anteriormente.

Entretenimiento en la corte del rey Enrique VIII

La sección final vuelve a los dos compositores más importantes de la corte inglesa: William Cornish y el propio rey Enrique VIII.

¿O debieran ser tres compositores? Es conocido que un padre y su hijo, ambos llamados William Cornish, eran eminentes compositores; el mayor falleció en 1502, mientras que el más joven ocupó un cargo destacado en la corte y fue maestro de los Niños de la Capilla Real.

El musicólogo David Skinner ha planteado la posibilidad de que fuera el padre el compositor de las grandes obras religiosas, algunas de las cuales pueden ser encontradas en el Eton Choirbook, mientras que sería el joven quien habría compuesto las obras seculares para el entretenimiento en la corte.

Y estas son piezas incuestionablemente maravillosas.

Adieu mes amours alcanza niveles apasionados raramente encontrados en este repertorio, mientras que Ah Robin es un canon de belleza y angustia que quita la respiración.

No es extraño que los gobernantes y los grandes líderes sean agasajados por sus logros musicales; Federico el Grande de Prusia, el rey Juan IV de Portugal, Enrique V de Inglaterra y el papa Gregorio el Grande son excelentes ejemplos.

En lo que se refiere a los monarcas compositores, normalmente la cuestión es cuánta música escribieron ellos realmente y de cuánta otra simplemente reclamaron la autoría; en el caso del papa Gregorio ¡existen todas las probabilidades de que la idea de canto «gregoriano» se originara muchos años antes de que él naciera! Parece ser que el rey Enrique VIII fue el auténtico creador de todas las piezas que llevan su nombre.

Aunque su producción musical fue enormemente prolífica, Hélas madame y Pastime with good company son dos números pegadizos que justifican su popular longevidad, independientemente de su autoría.

FUENTE Angus Smith

No hay comentarios sobre “Orlando Consort / Inglaterra, alégrate: la ascensión al trono del rey Enrique VIII”

Añadir un comentario.

Escribir un comentario



  • Compositores

    Juan del Encina

    Juan del Encina Quizás si algún día buscando entre legajos encontramos alguna frase referida a Zerbantes, sonreiremos y seguiremos...

    noviembre 27th, 2018 | Leer más