No disparéis al pianista

No disparéis al pianista

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

Tengo la impresión, por algún comentario recibido, de que hay quien piensa que estos artículos, posts o escritos que publico sobre música antigua carecen de originalidad al ser resúmenes de ideas de otros trabajos profesionales, lo que se conoce vulgarmente como refritos.

No niego mi relación con el aceitazo. Efectivamente, mi método se basa en identificar una serie de razonamientos que me llaman la atención o que adquieren un significado especial para mí y realizar un resumen en unas 800 o 1.000 palabras sobre ellos, un tamaño de formato de texto que considero adecuado para la lectura en una pantalla digital. Ya está.

Generalmente, por norma y salvo descuidos, me aseguro de citar, o bien el autor o bien la fuente de la que nacen mis escritos, aunque intentando no recargar el texto de referencias al modo académico, puesto que el público al que creo que me dirijo no es el profesional, sino aquella gente con sensibilidad musical ajena por desconocimiento a la mayoría de los aspectos que configuran este universo temático, cronológicamente acotado,  que llamamos la música antigua.

Lo contrario, es decir, hacer pasar por propias las ideas de otro, creo que se llama plagio, pero entiendo que es un pecado (pues lo concibo más como una falta moral que legal) que evito sin problemas. Aunque, insisto, puede que sin quererlo haya alguna vez omitido alguna fuente original.

Por desgracia, los que nos dedicamos a tareas quijotescas e imposibles, como puede ser el que el público en general conozca la música antigua y a todos los maravillosos intérpretes que están haciendo cosas increíbles con melodías de hace 300, 400 y 500 años. somos inseguros y vulnerables. Demasiado incluso. Un pequeño comentario, a lo mejor sin intención de hacer daño, nos produce muchas dudas y desasosiego.

Me remito a este magnífico texto que publico, ya hace algunos años, uno de mis compañeros en Musica Antigua.com, que llevaba el ilustrativo y escatológico título  Música antigua… a la mierda. En él, Carlos V se planteaba si tenía sentido seguir con este tipo de publicaciones dada la respuesta del público interesado (un poco como Ray Davies en la genial canción de The Kinks Rock and Roll Fantasy).

Yo tengo mi propia espina clavada con un comentario negativo que recibió un post mío allá por 2012 y que me hizo (y todavía lo sigue haciendo) plantearme dejarlo todo. Nunca supe qué le había molestado al autor del mismo, si lo mal que decía que estaba escrito el texto (“tan pobre, lleno de errores de contenido y hasta de ortografía, sin rigor musical ni académico”) o si había yo dicho algo en concreto que le había fastidiado. El caso es que me lanzó la siguiente recomendación:

“Lamentablemente en España va siendo habitual que los “melómanos” hablen con ligereza de aquello que parece que les gusta pero desconocen. Sería mejor que siguieran dedicándose a escuchar y disfrutar de la música sin incurrir en el intrusismo. Muy triste.”

Desgraciadamente, para escuchar y disfrutar de la música “sin incurrir en el intrusismo” primero hay que conocerla, que acercarla a la gente, y muchas veces eso no está en manos de los expertos. Al igual que ocurre con la ciencia, la labor del divulgador resulta valiosa. ¿Alguien duda de la efectividad de la obra de Carl Sagan y Asimov en la difusión de la astrofísica, o de Jostein Gaader y de Luciano De Crescenzo en el campo de la filosofía? Probablemente simplificaron en exceso las ideas originales, pero fueron éxito de ventas, o lo que es lo mismo, llevaron disciplinas muy complejas al público mainstream.

La música es mucho más emocional y maravillosa que las teorías sobre el Cosmos. Debería ser mucho más fácil contagiar la pasión por ella a la mayor parte de gente posible ¿Seguro que los intérpretes de música antigua y las discográficas que les graban prefieren dirigirse a una selecta minoría?

No dejéis que, como los niños que llevan un globo de gas cogido, abramos la mano y dejemos que la ilusión se pierda en el cielo urbano (y perdón por la metáfora cutre y cursilona).

13 Comentarios sobre “No disparéis al pianista”

  1. Nasstasja Kinski dice:

    No les hagas ni caso. Internet está repleta de gente dedicada a socavar el trabajo ajeno: si fuera por ellos, no habría nada, solo sus egos recociéndose en su elevada idea de sí mismos.

  2. Isabel Troya dice:

    Hay gente que quiere que la música, clásica, sea solo patrimonio de unos pocos, para, eso sí, quejarse de que nadie se interesa por ella. Los melómano, los amateurs, los divulgadores de la música.. Son imprescindibles. Aman la música y transmiten ese amor. A mi me la esta revista, la difunde y muchos amigos míos han empezado a apreciar y conocer música y a leer de esta forma. Felicidades. Y que esos profesionales nos ayuden a amar más la música y que hagan críticas constructivas.

  3. Isabel Troya dice:

    A mi me encanta esta revista, la difunde…. (perdón por los errores de escritura). Y enhorabuena por la publicación. Gusta mucho a mis amigos músicos y no músicos…

  4. Pepelu dice:

    Qué difícil es superar la mediocridad que abunda en Internet. La red está plagada de individuos (que no sé por qué me imagino, en ropa interior) dedicados al deporte del comentario, negativo o positivo, que no aportan absolutamente nada. Memos con un teclado por arma y amparados por el anonimato, que escriben la primera estupidez que se les ocurre; profesionales del comentario.
    El post al que haces referencia, se nota que lo escribe un ser vivo, que sigue la línea insoportable del “melómano” pedante. Ese tipo de erúditos que consigue que la música “culta” sólo esté al alcance de los que se “tragan” algunos programas de radio insufribles, donde el análisis de las obras supera en tiempo y “densidad” la propia obra, y que produce el rechazo del oyente casual (ése que podría interesarse por algo nuevo) antes de que se pueda escuchar. En fin, un pelmazo, pedante y aburrido (y en ropa interior).
    Gracias Pablo, por regalarnos tu tiempo.

  5. Nivariense dice:

    Ciertamente, este país anda bastante sobrado de “musicólogos” de salón y wikipedia! Gente que a golpe de teclado pontifican desde el anonimato sin tener criterio alguno y generalmente con opinión prestada.
    Todos tenemos derecho a expresar nuestra opinión o realizar críticas, siempre que tengan cierto fundamento y teniendo como base el respeto.
    Así que, amigo Pablo, adelante con esta labor y enhorabuena.
    Saludos a todos.

  6. Miguel Ignacio Morales dice:

    Pablo, no creo que tenga que preocuparte lo que algunos puedan decir. Tú tienes claro la labor divulgativa que quieres hacer y cómo la haces. Es muy fácil la crítica destructiva y negativa, sólo hay que tirar por tierra lo que hace otro sin aportar nada, amparándose en una supuesta erudición. En pocas palabras: la envidia tiene muchos disfraces. Por supuesto que todos cometemos errores y deslices ¿quién no? Lo que es cierto es que el que no hace nada, no se equivoca. Nada más. Gracias por tu labor y por conservar está página, sé que requiere mucho esfuerzo, sólo compensado por la pasación y el agradecimiento de tus lectores y aquí va el mío.

  7. Miguel Ignacio Morales dice:

    Lo siento “pasación = pasión”

  8. No le hagas caso a los perros que ladran en la oscura noche de la envidia… Sigue escribiendo y maravillandonos

  9. Jorge González dice:

    Ánimo! el sitio es excelente enhorabuena. La internet sabemos es un arma de dos filos, pero este sitio web hace que la internet sea una gran herramienta.

  10. María Eugenia dice:

    Estimado Pablo, concuerdo con los comentarios que he leído. Yo sigo la revista y me parece muy interesante. Soy profesora de música y realicé un máster en música también, Comento esto para decir que, mismo como profesional, siempre aprendo cosas nuevas leyendo tus textos. Creo que hay mucha gente que se nutre y aprende siguiendo esta revista y, como dijeron en algunos comentarios, es múy fácil criticar sin aportar nada, por eso me parece que no hay que darles importancia. Creo que toda crítica es constructiva siempre, desde que se haga con respeto y con fundamento, caso contrario, ni vale la pena tenerla en cuenta. Gracias por tus artículos y espero leer muchos más. Un abrazo desde Argentina-Brasil.

  11. Radeon dice:

    Al igual que tu yo también estoy interesado en la musica por eso pretendo ayudar a aquella personas que se estén iniciando en la misma, con un par de cursos de musica que le será de gran ayuda.

    Aquí les dejo la dirección de los cursos.

    http://radeoncorbax.blogspot.com

Escribir un comentario



  • Compositores

    Juan del Encina

    Juan del Encina Quizás si algún día buscando entre legajos encontramos alguna frase referida a Zerbantes, sonreiremos y seguiremos...

    noviembre 27th, 2018 | Leer más