Musulmanes, cristianos y judíos, unidos por la música de Mara Aranda

Musulmanes, cristianos y judíos, unidos por la música de Mara Aranda

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

Mara Aranda es la intérprete de música sefardita española más internacional.

Tras tres trabajos dedicados íntegramente a este repertorio: Música i cants sefardís d’Orient i Occident (Galileo-mc, 2009), Sephardic Legacy (Bureo Músiques 2013) y La música encerrada (2014), junto a Capella de Ministrers, dirigida por Carles Magraner, en 2016 aparece ‘Sefarad en el corazón de Marruecos‘.

Esta entrega es la primera de una serie titulada Diáspora compuesta por 5 trabajos dedicados a la tradición judeo-española de Marruecos, Turquía, Grecia, antigua Yugoslavia e Israel.

Su trabajo de investigación la ha llevado a viajes de residencia en Salónica (Grecia), Estambul (Turquia) y Jerusalén (Israel), previos a la grabación de estos trabajos, para recabar información y completar el repertorio musical que no puede entenderse desligado de su contexto histórico y cultural.

La atracción que ejerce la cultura sefardita en su conjunto abarca a diferentes tipos de investigadores: antropólogos, musicólogos y etnomusicólogos, lingüistas, novelistas, periodistas o historiadores…especialmente a partir del siglo XIX cuando se redescubre casi accidentalmente la realidad sefardí.

Sefarad en el corazón de Marruecos‘ está compuesto por coplas, canciones líricas a las que llamamos kantikas y romansas, conectadas con el Romancero Viejo, una “Iliada sin Homero” (según comparación muy repetida en los comienzos del Romanticismo europeo) que ‘ha compartido con el Quijote y la Celestina el privilegio de ser considerado como una de las creaciones más características, a la vez que de un mayor valor estético universal, del “genio” español’, definido así por el filólogo y dialectólogo Diego Catalán.

Hablan estos romances de personajes épicos, históricos o legendarios ligados al pasado medieval de la Península y que se siguen cantando hoy en día en toda la geografía española, en América y también en boca de los sefardíes en la diáspora.

Abraham B. Yehoshua, renombrado escritor de origen sefardita, en su artículo Beyond Folklore sugiere que ‘la identidad sefardí contiene tres componentes: cristiano, musulmán y judío. Estos tres elementos estarían mezclados de forma inseparable en el recuerdo de una asombrosa simbiosis cultural.

La identidad sefardí estaría relacionada con la inclusión del ‘Otro’ incluso cuando éste ha desaparecido y ha quedado olvidado y constituiría algo así como un ‘gen cultural’.

En ‘Diáspora‘, colaboran músicos de diferentes religiones que sumarán su inspiración, emociones y maestría aunando esfuerzos más allá de sus credos para que estas músicas y cantos antiguos contribuyan a la tan anhelada paz.

Este proyecto, en formato digipack, cuenta con un libreto interior de 64 páginas con un prólogo a cargo de Susana Weich Shahak, especialista en la recopilación de la tradición oral de los sefardíes y miembro del Centro de Investigaciones de la Música Judía en la Universidad de Jerusalén, así como de Susana Bendahan, directora del Instituto de Estudios Judíos del centro Sefarad-Israel y escritora y, por último, de José Hinojosa Montalvo, catedrático de Historia Medieval en la Universidad de Alicante y escritor que ha dedicado buena parte de su producción literaria a los judíos en tierras valencianas.

Toda la información sobre este proyecto en la WEB oficial de Mara Aranda

No hay comentarios sobre “Musulmanes, cristianos y judíos, unidos por la música de Mara Aranda”

Añadir un comentario.

Escribir un comentario