Música para sentirnos como niños

Música para sentirnos como niños

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

El grupo madrileño Transbaroque presentará el concierto: ¡Lollipops! Música deliciosa, en varias iglesias de Madrid. (Entrada libre, con aportación voluntaria).

Acercará al público un programa divertido que gira entorno a la música barroca que tod@s pudimos escuchar en bodas, publicidades, películas o algunos himnos famosísimos…, digamos que la música barroca que ha trascendido a la cultura popular y actual.

Transbaroque nos propone descubrir de forma amena y divertida quién compuso cada obra, qué historia hay detrás de cada una de ellas, o porque se les dio tanta relevancia…

Una manera diferente de acercar el barroco al público actual y deleitarse con su interpretación.

Transbaroque nos acerca un programa fresco, divertido y ligero para poder volver un momento a nuestra ingenuidad, la que caracteriza la infancia, ese momento maravilloso donde un Chupa Chups, un caramelo o un bombón eran suficiente para hacernos felices!

Es una música “deliciosa” que podremos saborear tod@s junt@s este mes de febrero en Madrid.

Desde Transbaroque nos comunican que han hecho una interesante selección de entre las muchas obras que cualquiera podríamos reconocer desde los primeros compases, dejando multitud de obras “populares” que tenían a su disposición.

Por eso, ¡Lollipops! no tiene otra forma que volver el año próximo con más música, para poder seguir disfrutando tod@s.

Acerca de Transbaroque (Manifiesto)

El término “barroco” viene del portugués y significa “perla irregular”.

Es el punto de partida concreto y material que permite a Transbaroque revisar, criticar y desarrollar su propio pensamiento.

Colores, brillantez, fluorescencias, diversión, extravagancia, exuberancia son adjetivos propios del barroco pero que justamente hoy en día, el público no percibe.

No los percibe simplemente porque no se transmiten.

Estamos acostumbrados a ver una multitud de “ensembles” o “cameratas” grises, oscuros, estáticos, rígidos y verticales con códigos totalmente fuera de lugar para la música barroca.

Fueron impuestos por los que dominaron la historia de la música desde 1750 hasta el día de hoy.

Apartando unas poquísimas agrupaciones barrocas de gran talento y reconocidas, el panorama estético de la “música barroca” sigue siendo algo –pensamos- muy lejos de la libertad de interpretación o improvisación que pudo haber en el siglo XVII.

Cada época tiene su verdad y pensamos que la nuestra pasa por un deseo universal, no solamente a nivel artístico, de horizontalidad, justicia y decisiones colectivas.

Lo piden a gritos todos los días los habitantes de este planeta.

Nuestra forma de pensar, nuestra forma de ver el mundo contemporáneo corresponde justamente a estas nuevas formas de hacer las cosas.

Somos también totalmente conscientes que la modernidad o vanguardia de hoy serán lo viejo y lo raro de mañana pero es justamente lo que permite el movimiento y el dinamismo.

Vivimos en una época muy estática que tiene miedo de mirar hacía delante, las razones son múltiples: sociales, económicas, geopolíticas…

No olvidemos que el arte es siempre el reflejo de una época, un movimiento artístico siempre se inscribe en un contexto histórico.

Lo que podríamos señalar como “típico signo del tiempo” hoy en día es, por ejemplo, las versiones estandarizadas de las grabaciones modernas.

El dogmatismo moderno decide lo que es “bueno” o “malo” pero nunca dice “¿por qué no?” o “es otra forma de ver” o “no comparto pero tiene todo el derecho a existir”. Esto, impide cualquier avance.

En la casi totalidad de las orquestas actuales no se puede cambiar nada por “el dogma”.

“Queremos volver a la esencia del barroco, no el barroco visto por los “filtros” de la historia contemporánea sino cumplir un trabajo libre e independiente y redescubrir los colores reales del barroco, pero eso sí, con los pigmentos de nuestro tiempo”.

CONCIERTOS ¡Lollipops! Música deliciosa

Domingo 7 de Febrero 17:30 Parroquia del Santo Cristo del Olivar
C/ Cañizares, 4, Madrid Metro: Antón Martin

Domingo 7 de Febrero 20:15 Parroquia de Santiago y San Juan Bautista
C/ Santiago, 24, Madrid Metro: Ópera

Lunes 8 de Febrero 20:45 Parroquia de San Manuel y San Benito
C/ Alcalá, 83, Madrid Metro: Retiro

Martes 9 de Febrero 20:15 Basílica Pontificia de San Miguel
C/ San Justo, 4, Madrid Metro: La Latina

Miércoles 10 de Febrero 20:00 Iglesia Catedral del Redentor
C/ Beneficencia, 18, Madrid Metro: Tribunal

PROGRAMA

Charpentier Prélude (Te Deum en Re, H. 146)
Bach Aria (Suite III en Re, BWV 1068)
Vivaldi Gloria (RV 589)
Handel La llegada de La Reina de Saba (Oratorio: Solomon, HWV 67)
Lascia ch’io pianga (Opera: Almira, HWV 1)
Telemann Concierto para trompeta en fa menor (TWV 51:f1)
Pachelbel Canon en Re (PWC 37)
Handel Zadok the priest (HWV 258) (Coronation Anthems)
Boccherini Minuetto en La mayor (G.271) (Quinteto de cuerda en Mi mayor, Op 11, no 5/3)
Handel See the conqu’ring hero comes (Oratorio: Judas Maccabeaus, HWV 63)

1 Comentario sobre “Música para sentirnos como niños”

  1. Qué pena justo estar fuera esos días

Escribir un comentario



  • Compositores

    Juan del Encina

    Juan del Encina Quizás si algún día buscando entre legajos encontramos alguna frase referida a Zerbantes, sonreiremos y seguiremos...

    noviembre 27th, 2018 | Leer más