La princesa de Navarra, de Rameau, llega a Sevilla

La princesa de Navarra, de Rameau, llega a Sevilla

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

El 17 de marzo, el Teatro de la Maestranza de Sevilla, en colaboración con el Festival de Música Antigua de Sevilla (FeMÀS), presenta la ópera de Jean Philippe Rameau La princesa de Navarra, en versión de concierto.

Compuesta a instancias del duque de Richelieu para animar las celebraciones de la boda del delfín Luis, hijo de Luis XV, con la Infanta María Teresa de España, “La princesa de Navarra”, de Jean Philippe Rameau (1683-1764), es una deliciosa comedia-ballet que se estrenó en el Palacio de Versalles de París el 23 de febrero de 1745 en medio de unas fiestas singularmente suntuosas y con gran presencia musical, según la costumbre de la época, pues durante todo un mes sonó música de Rameau en palacio.

El estreno de “La princesa de Navarra” en unas enormes caballerizas habilitadas como escenario para la ocasión, debió constituir un espectáculo magnífico.

Por los libros de cuentas de palacio, se sabe que en la representación participaron, al menos, 10 actores, 14 cantantes solistas, 40 bailarines, un coro de 40 voces y, al parecer, no menos de unos 180 figurantes.

También se sabe que entre los instrumentistas se encontraba el célebre violista Jean Baptiste Forqueray. La función reunió a todas las grandes voces de su época, según señala Lionel Sawkins.

“La princesa…” constituyó, además, otra de las varias colaboraciones que sostuvieron dos titanes de su tiempo, Voltaire y Rameau, de quien Voltaire proclamaba su abierta admiración por haber “hecho de la música un nuevo arte”.

El asombro del filósofo y escritor por la capacidad innovadora del músico -“Está loco”, dijo de él- volvió a ratificarse ante la belleza de “La princesa de Navarra”, que Voltaire describió como la reunión de “todos los encantos de la declamación, de la danza y de la música”.

La función duró alrededor de cuatro horas, básicamente dedicadas a danzas destinadas al baile.

De la obra original, sólo se conservan en la Biblioteca de París las partes danzadas y cantadas, aunque también incluía numerosos diálogos.

El conjunto de la obra constituye “un prodigio de gracia, cortesanía, lirismo y orden”, al decir del gran crítico español Enrique Franco.

La obra, que permaneció largo tiempo olvidada, narra la reconciliación entre la princesa de Navarra y Gaston de Foix, en un argumento que, en su día, simbolizaba la necesidad de mantener buenas relaciones entre España y Francia.

La presencia de numerosas danzas en la partitura, responde a la evolución del ballet francés desde finales del siglo XVII, cuya relevancia y prestigio social se acrecentó con la llegada de bailarines profesionales y virtuosos, así como del desarrollo de la danza como potencia expresiva y dramática.


A pesar de la naturaleza inevitablemente discontinua de la música de “La princesa de Navarra”, señala Sawkins, la partitura de Rameau tiene numerosos movimientos sobrecogedores.

La Obertura, la primera que firmó en el estilo de una sinfonía italiana; la vigorosa Entrada de los Guerreros o el Preludio para el Descenso del Amor, son diversos ejemplos de la originalidad de su escritura instrumental, al tiempo que su música vocal es igualmente destacable por sus bellas arias y coros.

Sin embargo, la gran Chacona dividida en siete partes, una de las tres danzas cantadas de la obra, que actúa a manera de una larga ilustración musical sobre el poder del amor, es quizá la sección más brillante de la partitura.

El color de la instrumentación, la fluidez y la ornamentación de las líneas melódicas, tanto vocales como instrumentales, así como la fluidez y alternancia dramática de los ritmos, elementos presentes en “La princesa…” hicieron de Rameau no solo el principal compositor de música francesa para ópera de principios del siglo XVIII, sino uno de los grandes artistas europeos de su tiempo.

Tras el estreno, Rameau introdujo importantes modificaciones a la partitura y Voltaire redactó un nuevo prólogo para su presentación en Burdeos, donde se representó tres veces en 1763. Después de la boda real, Rameau fue nombrado “Compositor de Cámara del Rey”, con una generosa retribución.

La Orquesta Barroca de Sevilla, bajo la dirección de Hervé Niquet (1957), un destacado especialista en el repertorio barroco francés, vuelve al escenario del Teatro de la Maestranza, donde ya es una presencia ineludible, con una obra hermosísima y, sorprendentemente, poco difundida de un genio europeo del siglo XVIII.

Argumento

Constance, princesa de Navarra que huye de sus enemigos el rey de Castilla y el duque de Foix, busca refugio de incógnito junto al barón Don Morillo. Allí encuentra a un simple oficial, Alamir, -en realidad, el duque de Foix, disfrazado-, perdidamente enamorado de la princesa.

Esta pretende escapar, y en su intento de huida encuentra en una puerta a un grupo de soldados, y en otra a un cuerpo de bailarines.

Se libra una batalla entre el rey castellano y los franceses que, junto al de Foix, defienden a la navarra.

Constance queda conmocionada por el afecto del duque, y las Gracias y Amores desarrollan un divertimento galante.

El rey castellano queda derrotado y el duque de Foix desvela su identidad y su pasión por la princesa. A la llamada del Amor, los Pirineos desaparecen y en su lugar se alza el templo del Amor, abarrotado de grupos danzantes de todas las naciones.

Ficha Técnica

Día 17 de marzo, 2013. (Versión concierto). A las 20.30 horas
LA PRINCESA DE NAVARRA de Jean-Philippe Rameau (1683-1764)

María Espada, soprano
Chantal Santon Jeffery, soprano
Marc Labonnette, barítono

Coro de la A.A. del Teatro de la Maestranza
Orquesta Barroca de Sevilla
Director, Hervé Niquet

Programa en colaboración con el Festival Música Antigua de Sevilla, 2013 (FeMÀS)

Fecha y hora
Domingo 17, marzo de 2013
20,30 horas

Precios de las localidades
Patio 50 €.
1ª de Balcón 48 €.
2ª de Balcón 46 €.
1ª de Terraza 43 €.
2ª de Terraza 41 €.
1ª de Paraíso 36 €.
2ª de Paraíso 32 €.
3ª de Paraíso 28 €.

Venta de localidades on-line: desde el lunes 3 de diciembre, 2012
Venta de localidades en taquilla: desde el lunes 18 de febrero, 2013

Horario de taquillas De lunes a sábado, y domingos y festivos con función: de 10,00 a 14,00 y de 17,30 a 20,30 horas.

Teléfono de taquillas: 954 22 65 73.

En el caso de que quedasen localidades disponibles, una vez atendida la demanda de ventanilla el primer día de venta, estas se podrán comprar por Internet y teléfono (954 22 65 73), con cargo a tarjeta de crédito (Visa, Red 6.000, Amex, Mastercard).

Las entradas compradas por teléfono llevarán un incremento de 1,50 euros cada una. Se podrán adquirir un máximo de 4 localidades por persona tanto a través de Internet como en las taquillas.

Si se adquieren localidades a través del sistema de venta telefónica o por Internet se recomienda llegar con antelación al comienzo del espectáculo para poder solventar eventuales incidencias, en caso contrario el Teatro no asegura el acceso a la sala.

Las entradas se podrán recoger en los expendedores situados en el vestíbulo de taquillas, en el horario de la misma.

Fuente y más información en teatrodelamaestranza.es

2 Comentarios sobre “La princesa de Navarra, de Rameau, llega a Sevilla”

  1. Mil gracias por compartir esta delicia!

Escribir un comentario sobre Secondo SecondoMe



  • Compositores

    Juan del Encina

    Juan del Encina Quizás si algún día buscando entre legajos encontramos alguna frase referida a Zerbantes, sonreiremos y seguiremos...

    noviembre 27th, 2018 | Leer más