La perfección existe y se llama Mari Silje Samuelsen

La perfección existe y se llama Mari Silje Samuelsen

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

Esta Noruega, nacida el 21 de diciembre de 1984 es una maravillosa Violinista.

Sí, sí, Violinista con mayúsculas.

Toca de forma tan bella el violín, que parece que sus dedos formen parte de las cuerdas.

Es un talento al servicio de la humanidad, una músico excepcional y merece ser felicitada y reconocida en el mundo entero.

Mari Silje Samuelsen, junto con su hermano Haakon, creció en Hamar, a las afueras de Oslo, rodeada de naturaleza, y desde los 3 añitos estudió música y violín.

A partir de los 14 años estudió en el Instituto de Música Barratt-Due con el profesor Stephan Barratt-Due.

Posteriormente realizó cursos en Zúrich con el profesor ruso Zajar Bron.

Ha sido solista con orquestas noruegas y extranjeras y ha tocado acompañando a grandes músicos famosos.

Recibió el premio cultural Hedmark en 2006 y ha sido becada varias veces.

Es sublime…, su concentración, el sentimiento y sobre todo sorprende la maravillosa música que puede salir del virtuosismo de sus manos.

Matemática en estado puro con un sonido maravilloso que define el alma humana.

Como artista en solitario, Mari, ha actuado con algunas de las mejores orquestas del mundo en los lugares más importantes del planeta.

Esta maravillosa violinista nos deleita con un Violín Guadagnini (Turín 1773) que ha sido generosamente cedido por la fundación Anders Sveaas de Oslo y con un arco Dominique Peccatte cedido por Sparebanken Hedmark.

Os dejamos esta fantástica versión, para disfrutar… (Si Vivaldi levantara la cabeza).


Facebook

Escrito por Marta | Colaboradora de MúsicaAntigua.com

3 Comentarios sobre “La perfección existe y se llama Mari Silje Samuelsen”

  1. Pablo García dice:

    Extraordinaria violinista.

  2. jesús dice:

    Genial. Maravillosa.

  3. FERNANDO AUGUSTO ESPARZA DAVALOS dice:

    Desde la mitad del mundo en Sud America, desde Quito. Ecuador, ciudad de las iglesias, esperamos ansiosos tener un día el gusto de tenerle en nuestro único cielo, en esta ciudad llena de iglesias y oro, la música de Mari Silje Samuelsen bajará a los querubines del cielo. Le esperamos ansiosos. Su interpretación es única.

Escribir un comentario sobre Pablo García