HESPÈRION XXI. 40 años difundiendo maravillas musicales abandonadas en la oscuridad de la indiferencia y el olvido

HESPÈRION XXI. 40 años difundiendo maravillas musicales abandonadas en la oscuridad de la indiferencia y el olvido

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

En la antigüedad se denominaba Hesperia a las dos penínsulas más occidentales de Europa: la Italiana y la Ibérica (en griego Hesperio significa originario de una de estas dos penínsulas).

Hesperio era también el nombre que se daba al planeta Venus cuando aparecía en occidente por la noche.

Unidos por una idea común – el estudio y la interpretación de la música antigua a partir de premisas nuevas y actuales – y fascinados por la inmensa riqueza del repertorio musical hispánico y europeo anterior al 1800, Jordi Savall (instrumentos de arco), Montserrat Figueras (canto), Lorenzo Alpert (instrumentos de viento y percusión), y Hopkinson Smith (instrumentos de cuerda pulsada), fundaron en 1974 el conjunto Hespèrion XX dedicado a la interpretación y a la revalorización de ciertos aspectos esenciales de este repertorio.

A lo largo de sus más de 30 años de existencia, Hespèrion XX se ha mantenido fiel a la idea inicial, habiendo interpretado numerosas obras o programas inéditos a partir de una intensa actividad concertística en Europa y América.

Hespèrion XX ha participado también, de forma regular, en los principales festivales nacionales e internacionales, y especialmente en los de música antigua.

Con el nuevo milenio, Hespèrion sigue siendo una herramienta de investigación en directo, y como tal, ha añadido a su nombre el número del nuevo siglo que acabamos de empezar.

El Grupo, se llama ahora HESPÈRION XXI.

La originalidad de Hespèrion XXI está basada en el atrevimiento de sus elecciones: creatividad individual en un trabajo de equipo y búsqueda de una síntesis dinámica entre la expresión musical, los conocimientos estilísticos e históricos y la imaginación creativa de un músico del siglo XXI.

)

Gracias al dinamismo y a la fuerza vocacional de sus componentes, Hespèrion XXI ha sabido conquistar la Europa de las naciones «extrayendo unos tesoros musicales muy valiosos que hasta ahora resultaban ocultos y olvidados».

Sus discos e interpretaciones en directo han permitido recuperar el patrimonio sefardí con los cantos judeo-cristianos, las voces del Alándalus, el Siglo de Oro español, los romances del Quijote, los Madrigales de Monteverdi y los villancicos criollos de América…

Sus más de 60 CDs publicados hasta el momento son el mejor testimonio de la riqueza de posibilidades que aún continúa ofreciendo.

Las últimas grabaciones del grupo en el sello discográfico Alia Vox han sido El Nuevo Mundo.

Folías Criollas y La Sublime Porte. Voix d’Istanbul (1430-1750) y l´Esprit D´Arménie. También ha participado en los libro-discos Jérusalem.

La Ville des deux Paix (2008), Le Royaume Oublié.

La tragédie cathare (2009), Dinastia Borgia (2010), que obtuvo el “Grammy Award 2011″ en la categoría Best Small Ensemble Performance y el premio al mejor disco de música antigua 2011 otorgado por el jurado del International Classical Music Award (ICMA), Mare Nostrum y el último libro-disco Jeanne d´Arc, Batailles & Prisons.

Aparte de los constantes conciertos por Europa, Hespèrion XXI realiza prácticamente cada año giras por las principales ciudades de Estados Unidos.

Hay que tener en cuenta las realizadas también por Japón, Corea, México, Venezuela, Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, Perú, Colombia, Australia, Nueva Zelanda, Hong-Kong, Filipinas , Corea del Sur y Taiwan.

LOS MÚSICOS DE HESPÈRION XXI

Jordi Savall
Viola da gamba soprano, Italian ca. 1500
Bass Viol by Barak Norman, London 1697

Rolf Lislevand
Vihuela & guitarra

Andrew Lawrence-King
Arpa doppia

Pedro Estevan
Percusión & castañuelas

JORDI SAVALL (Igualada, 1941)

Jordi Savall es una de las personalidades musicales más polivalentes de su generación.

Dedicado a la investigación de esas músicas antiguas, las lee y las interpreta con su viola de gamba o como director.

Sus actividades como concertista, pedagogo, investigador y creador de nuevos proyectos, tanto musicales como culturales, lo sitúan entre los principales artífices de la revalorización de la música histórica.

Es fundador, junto con Montserrat Figueras, de los grupos musicales Hespèrion XXI (1974), La Capella Reial de Catalunya (1987) y Le Concert des Nations (1989) con los que explora y crea un universo de emociones y belleza que proyecta luego al mundo y a millones de amantes de la música antigua.

Según The Guardian (2011), «lo que de verdad lo distingue son sus incursiones más allá del templo de la alta cultura. Trovador omnívoro, el interés por rescatar tradiciones musicales lo lleva desde las bibliotecas de Manchester hasta las aldeas colombianas, con grabaciones que van desde los ritmos bereberes hasta los éxtasis de un raga, desde la serena emoción de un lamento armenio hasta la vivacidad de una gallarda isabelina».

Con una participación fundamental en la película de Alain Corneau Tous les matins du monde (César a la mejor banda sonora), una intensa actividad concertística (140 conciertos al año) y discográfica (6 grabaciones anuales) y con la creación de su propio sello ALIA VOX fundado conjuntamente con Montserrat Figueras en 1998, Jordi Savall demuestra que la música antigua no tiene que ser necesariamente elitista y que interesa a un público de todas las edades cada vez más diverso y más numeroso.

Cabe definir esa ingente labor de conciertos y grabaciones como, en palabras del crítico Allan Kozinn en The New York Times (2005), una cuestión «no sólo de recuperación musical, sino más bien de reanimación creativa».

Una vez completada la carrera de violonchelo en el Conservatorio de Barcelona (1964), Jordi Savall inició en 1965 de forma autodidacta el estudio de la viola de gamba y la música antigua en el grupo Ars Musicae; a partir de 1968, perfeccionó sus estudios musicales en la Schola Cantorum Basilensis (Suiza), donde colaboró hasta 1993 dando cursos y clases magistrales, igual que hace en la actualidad como profesor invitado en la Juilliard School de Nueva York.

A lo largo de su carrera ha grabado y editado más de 200 discos de los repertorios de la música medieval, renacentista, barroca y el clasicismo, con especial atención al patrimonio musical hispano y mediterráneo.

Esa producción ha sido merecedora de numerosos galardones; entre ellos, los premios Midem Classical, ICMA y Grammy.

Para Jordi Savall, «la música es uno de los medios de expresión y comunicación más universales, y la medida de su importancia y significado no se puede determinar según criterios de evolución del lenguaje, sino según el grado de intensidad expresiva, riqueza interior y humanidad».

Sus programas de concierto han convertido la música en un instrumento de mediación en favor del entendimiento y la paz entre pueblos y culturas diferentes y a veces enfrentados, razón por la cual entre los artistas invitados de sus formaciones hay músicos árabes, israelíes, turcos, griegos, armenios, afganos, mexicanos y estadounidenses.

No en balde fue designado en el 2008 «Embajador de la Unión Europea para el diálogo intercultural»; además, tanto él como y Montserrat Figueras fueron nombrados en el 2009 «Artistas por la Paz» dentro del programa «Embajadores de buena voluntad» de la UNESCO.

Su trayectoria artística ha sido considerada uno de los motores del renacimiento de la música antigua de Europa, el Nuevo Mundo y el Mediterráneo, además de un referente de primer orden en el estudio, la interpretación, la dirección y la difusión de diversas tradiciones musicales en un valioso diálogo intercultural que ha traspasado todas las fronteras.

Su fecunda carrera musical ha merecido las más altas distinciones nacionales e internacionales; entre ellas, cabe destacar el título de doctor honoris causa por las universidades de Évora (Portugal), Barcelona (Cataluña) y Lovaina (Bélgica), y recientemente el prestigioso premio Léonie Sonning 2012, considerado el premio Nobel de la música.

«Jordi Savall pone de manifiesto una herencia cultural común infinitamente diversa. Es un hombre para nuestro tiempo» (The Guardian, 2011).

4 Comentarios sobre “HESPÈRION XXI. 40 años difundiendo maravillas musicales abandonadas en la oscuridad de la indiferencia y el olvido”

  1. Aurea Regina Coelho dice:

    Maravilhoso!!!!Parabéns!!!

  2. Aurea Regina Coelho dice:

    Bravíssimo!!! Saludos!!!

Escribir un comentario sobre Catalina Bello



  • Compositores

    Juan del Encina

    Juan del Encina Quizás si algún día buscando entre legajos encontramos alguna frase referida a Zerbantes, sonreiremos y seguiremos...

    noviembre 27th, 2018 | Leer más