“Hacemos versiones llenas de vida que recuperan la efervescencia musical de los siglos XVII y XVI”

“Hacemos versiones llenas de vida que recuperan la efervescencia musical de los siglos XVII y XVI”

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

La Orquesta Barroca de Alicante es una orquesta con instrumentos de época consagrada a la música del barroco, creada por la clavecinista Anabel Sáez y formada por músicos de la provincia de Alicante en busca de la especialización en las prácticas historicistas, con la colaboración y refuerzo de especialistas invitados.

La dirección musical arranca de la mano de Eduardo Fenoll, violinista y violista con amplio currículum y experiencia en el campo de la música antigua.

La Orquesta Barroca de Alicante trata de reconstruir la esencia musical y estilística de cada partitura desde la musicología, el trabajo instrumental y la explotación al máximo de los recursos, para ofrecer versiones llenas de vida que recuperan la efervescencia musical de los siglos XVII y XVIII.

La Orquesta Barroca de Alicante se presenta el domingo 29 de mayo en el Auditorio de la Diputación de Alicante, con dos conciertos homenaje a Cervantes y Shakespeare en el cuatrocientos aniversario de su muerte:

Ofrecerán a las 10,30h un concierto familiar con música de “The Tempest “de M. Locke y la “Suite burlesque de Quixote” de Telemann, con el narrador Juan Antonio Olmedo que ambientará fragmentos e historias de las obras literarias homólogas, y con la bailarina Eva Narejos que danzará las coreografías más características del siglo XVII.

Con esta vertiente didáctica, La Orquesta Barroca de Alicante acerca la esencia de la literatura, la danza y la música barroca al público joven, estudiantes, familias y amantes de la cultura y la historia.

Y a las 12,30h ofrecerán un segundo concierto para delicia de los melómanos, con la música incidental de “The Tempest” de M. Locke, el “Concierto de Brandenburgo nº 5” de J. S. Bach, la “Chaconne” en sol m de H. Purcell, y la “Suite burlesque de Quixote” de G. Ph. Telemann.

El proyecto, pionero en Alicante, se presenta con el apoyo de la Fundación del Auditorio de Alicante y la dirección artística de Anabel Sáez.

Equipo artístico

Anabel Sáez, dirección artística

Eduardo Fenoll, dirección musical

Orquesta

José Fernández Vera, traverso

Eduardo Fenoll, Carolina Martínez Báez, Elena Berenguer, Ricardo Asensio, Rubén Antón, violines

Techa López, oboe

Clara García Oliver, viola

Paloma García Oliver, cello

Lucía Pérez Berenguer, fagot

Josep María Pérez, tiorba

Jorge Soria García, contrabajo

Anabel Sáez, clave

Artistas invitados de otras disciplinas

Eva Narejos, danzas históricas

Juan Antonio Olmedo, narrador y especialista en la literatura de la Edad de Oro

Concierto Tempestad y Locura. Música Barroca para Cervantes y Shakespeare

​Domingo 29 de mayo de 2016, 1ª sesión a las 10:30h y 2ª sesión a las 12:30h
Sala de Cámara
Auditorio de la Diputación de Alicante

Notas al programa

La Tempestad de William Shakespeare es una obra teatral que presenta la historia de Próspero, Duque de Milán, y su hija Miranda, abandonados por el hermano de Próspero en un bote a su suerte, consiguiendo llegar a una isla desierta llena de misterios y magia.

Próspero provoca una tempestad en el mar para hacer naufragar al barco de sus enemigos, y utilizando magia, espíritus y a un indígena llamado Calibán, engaña a los supervivientes del naufragio para conseguir sus propósitos.

Finalmente Próspero recupera el ducado, se reconcilia con todos y celebra la boda de su hija Miranda.

La Tempestad del compositor inglés Matthew Locke es música instrumental escénica compuesta a finales del siglo XVII sobre la obra homóloga de Shakespeare.

Una Introduction a la francesa inaugura la obra, sucediéndola diferentes danzas con un lenguaje rítmico y armónico riquísimo y sofisticado característico del barroco del siglo XVII, combinadas en suite y con todos los elementos característicos: la alegría de la Galliard, la elegancia de la Gavot, la sensualidad y ligereza de la Sarabrand, un soprendente Lilk, el carácter campechano del Aire rústico, el Minué encantador con su combinación de ritmos binarios y ternarios, y una Jigge marcial con aire triunfante.

Entre las danzas el compositor inserta la extraordinaria Curtain tune in the tempest, una pieza abstracta y descriptiva que dibuja musicalmente los elementos de la naturaleza durante la tempestad, y una de las primeras partituras de la historia con indicaciones de intensidad y carácter musical.

El final de la obra es un doble canon de estilo renacentista.

El Concierto de Brandenburgo n 5 de Johann Sebastian Bach viene a equilibrar este programa entre la tempestad y la locura.

Tiene forma de concerto grosso en que el concertino está formado por el traverso, el violín y el clave.

El concierto para teclado empieza su andadura en la historia con este concierto, pues aunque el clave todavía desarrolla el bajo continuo en los tutti, la relevancia de sus intervenciones es muy novedosa, sobre todo como protagonista de la extensa y virtuosística cadencia del primer Allegro; el Affetuosso es un trío en si m, íntimo y bellísimo; y el tercero presenta una gigue con un rico contrapunto, y aparece dividido en tres secciones A-B-A, cerrando alegremente el concierto.

La Chaconna en sol m del compositor inglés Henry Purcell es una deliciosa colección de variaciones sobre un basso ostinato. Nuestros clásicos del Siglo de Oro (Lope de Vega, Quevedo, Cervantes y Góngora), describen las chaconas del siglo XVI como una danza descarada y atrevida.

Cervantes en La ilustre fregona nos cuenta:

“Entren, pues, todas las ninfas
y los ninfos que han de entrar,
que el baile de la chacona
es más ancho que la mar.
Requieran las castañetas
y bájense a refregar
las manos por esa arena
o tierra del muladar”. […]

Pero poco a poco la chacona fue transformándose en danza lenta y ternaria, gracias al desarrollo de la música instrumental y a la estilización de las danzas, y fue difundiéndose por toda Europa a lo largo del siglo XVII.

Georg Phillip Telemann fue un compositor alemán contemporáneo de Bach y Handel, y su Suite burlesca de Quixote fue la primera obra de cámara de carácter programático sobre el texto de Cervantes.

Siguiendo un esquema similar al literario con las andanzas, personajes y escenas del hidalgo Don Quijote de La Mancha, Telemann presenta una Overture a la francesa con la usual sección fugada, y siete movimientos, con ingredientes musicales del barroco tardío y algunas novedades del estilo galante, todo aderezado con efectos, onomatopeyas, una fiel descripción musical de los personajes y situaciones y un buen retrato de nuestra tradicional comicidad castellana.

En El Despertar de Don Quijote un minué con acompañamiento en pizzicato nos recuerda el galopar de un caballo desde sus sueños de caballero andante.

En El ataque a los molinos de viento Don Quijote se intenta defender de imaginarios gigantes, en una escena musical llena de agitación y valentía.

Su idealizado amor hacia Aldonza Lorenzo se hace patente y tierno en Suspiros por la princesa Dulcinea.

Los muchachos del pueblo mantean al escudero de Don Quijote en Sancho Panza burlado, ambientando una cómica y ridícula situación.

En El sueño de Don Quijote el caballero cansado duerme y sueña con sus conquistas, resumiendo la alegría de vivir del viajero que persigue sus ideales y lucha por un mundo mejor.

Más información en la web oficial de La Orquesta Barroca de Alicante

2 Comentarios sobre ““Hacemos versiones llenas de vida que recuperan la efervescencia musical de los siglos XVII y XVI””

  1. ANTONIO HUESCA DE MERLO dice:

    Una página de contenido muy profesional. Mucha suerte en vuestro camino. Hacer música, arte… es trabajar por un mundo mejor.
    Gracias.

  2. Anónimo dice:

    Es momento de explorar nuevos y pasados mundos. Recolectemos frutos de esta humilde cosecha.

Escribir un comentario