Gemitus mortis, piezas del Oficio de Difuntos

Gemitus mortis, piezas del Oficio de Difuntos

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

Audio del programa de radio de RTVE, música antigua a la carta, dirigido y presentado por Sergio Pagán:

“Hoy hemos comenzado con una de las piezas del Oficio de Difuntos, la antífona “Circundederunt me” de Cristóbal de Morales porque hoy vamos a dedicar nuestro tiempo a las músicas vinculadas a la muerte.

Y tendremos obras de Morales, Victoria, Dowland, Purcell, L’Estocart, Arcadelt y de autor anónimo.”

Cristóbal de Morales (Sevilla, 1500 – Málaga o, según otros, Marchena, 1553) es el principal representante de la escuela polifonista andaluza y uno de los tres grandes, junto a Tomás Luis de Victoria y Francisco Guerrero, de la composición polifónica española del Renacimiento. Su música es vocal y sacra, con sólo un par de excepciones.

Es, sin duda, el mejor compositor español de toda la primera mitad del siglo XVI y su fama, que se extendió inmediatamente por Europa, pervivió durante los siglos siguientes.

Tomás Luis de Victoria (Ávila,1 h. 1548 – Madrid, 20 de agosto de 1611) fue un compositor, maestro de capilla y célebre polifonista del Renacimiento español.

Se lo ha considerado uno de los compositores más relevantes y avanzados de su época, con un estilo innovador que anunció el inminente Barroco.

Su influencia llega hasta el siglo XX, cuando fue tomado como modelo por los compositores del Cecilianismo.

John Dowland (1563 – 20 de febrero de 1626) fue un compositor y laudista inglés, uno de los músicos más famosos de su época.

Compositor y laudista inglés, nacido en el año 1563 y muerto en 1626.

El lugar de nacimiento de John Dowland no se conoce con certeza aunque pudo ser Londres, sin embargo, algunos estudiosos de su biografía afirman que procedía de Irlanda y, más concretamente, de la ciudad de Dublín.

Tampoco se conocen muchos datos acerca de su formación musical, pero sí se sabe que antes de cumplir los veinte años se encontraba al servicio de Sir Henry Cobham. De la casa de este noble pasó a prestar sus servicios a la de Sir Edward Stafford, en París.

Alrededor del año 1584 debió de retornar a Londres para contraer allí matrimonio.

Ya en 1588 fue admitido en el Christ Church College de la Universidad de Oxford. Tras algunos años completando allí su formación como músico, ya en 1592 debió de tocar ante la reina Isabel I de Inglaterra, en el castillo de Sudely.

Sin embargo, el sueño que Dowland realmente ansiaba era el de entrar a prestar sus servicios como músico al servicio de la Reina, dentro de la capilla musical asociada a la Corona británica, si bien en un primer momento tuvo que conformarse con sustituir por un tiempo a John Johnson, uno de los componentes de la compañía de músicos reales, The Queen´s Musicke, sustitución que tuvo lugar a lo largo del año 1594.

Henry Purcell (/ˈpɜ:səl/ o /pársel/) fue un compositor británico del Barroco.

Se desconoce la fecha exacta de su nacimiento, que probablemente fue en el año 1659,1 en St Ann’s Lane, Old Pye Street (Westminster).

Falleció el 21 de noviembre de 1695 en Dean’s Yard (Westminster).

Está considerado el mejor compositor inglés de todos los tiempos.

Purcell incorporó elementos estilísticos franceses e italianos, generando un estilo propio inglés de música barroca.

Pascal de L’Estocart. Pocas referencias se tienen de Pascal de L’Estocart (c.1537-d.1587), aunque casi todas lo relacionan con el movimiento reformista francés, salvo una última instancia, fechada en 1587, en que aparece solicitando a Enrique III un puesto de religioso laico para la Abadía de Frémont, lo cual puede inducir a pensar en una reconversión al Catolicismo.

En último término, la petición fue rechazada, lo que a su vez refuerza la idea de sus simpatías por los hugonotes, simpatías que lo llevaron a establecerse en Suiza, territorio calvinista.

Fue justo en Ginebra donde L’Estocart publicó en 1582 toda la música por la que es hoy conocido: nada menos que cinco colecciones, formadas en su mayor parte por canciones espirituales en lengua vernácula, aunque también se encuentran algunas piezas latinas. (Pablo J. Vayón)

Jacques Arcadelt, también llamado Jacob Arcadelt, (1504 o 1505 — París, 14 de octubre de 1568) fue un compositor franco-flamenco del Renacimiento, especialmente de Madrigales, y chansons.

Se conoce poco de su juventud, probablemente nació en Lieja y se sabe que estuvo en Roma alrededor de 1539, ´época en que fue miembro de la Capilla Juliana.

Muy poco después ingresó a la Capilla Sixtina, donde es nombrado “magister puerorum” (Maestro del coro de niños), y luego es promovido a Maestro de Coro. Durante ese tiempo, publicó cuatro de sus seis libros de madrigales para cuatro voces.

Alrededor de 1553, volvió a Francia, donde pasó el resto de su vida. En 1557 publicó un libro de Misas, dedicado a su patrón, Charles de Guise, Cardenal de Lorena, de quien Arcadelt fuera Maestro de Capilla.

El estilo de Arcadelt es refinado, puro, melodioso y simple, y su música fue inmensamente popular en Italia y Francia por más de cien años. Su primer libro de madrigales fue reimpreso 34 veces, un récord espectacular para la época).

Otra medida de su popularidad fue la frecuencia con que piezas anónimas le eran atribuidas. Posiblemente tal popularidad se debió a su gusto por capturar el espíritu musical italiano y unirlo con la perfección técnica del estilo armónico y polifónico franco-flamenco.

Adicionalmente, escribió canciones pegadizas, que son fáciles de cantar.

Su más famoso Madrigal es el delicioso “Il bianco e dolce cigno” (El Blanco y dulce cisne), que es notable por su claro fraseo, exquisita cantabilidad. y uso inteligente de las repeticiones.

El estilo de este madrigal influyó en las siguientes generaciones de compositores madrigalistas, incluyendo a Palestrina.

Arcadelt publicó un total de 24 motetes , tres libros de música de Misas, 126 chansons francesas , y más de 200 madrigales.

No hay comentarios sobre “Gemitus mortis, piezas del Oficio de Difuntos”

Añadir un comentario.

Escribir un comentario



  • Compositores

    Juan del Encina

    Juan del Encina Quizás si algún día buscando entre legajos encontramos alguna frase referida a Zerbantes, sonreiremos y seguiremos...

    noviembre 27th, 2018 | Leer más