Ensemble La Reverencia

Ensemble La Reverencia

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

Desde su creación La Reverencia viene trabajando en el campo de la interpretación musical con criterios históricos. Formados en algunos de los centros de más prestigio en el campo de la música antigua, como son los conservatorios de La Haya, Utrecht, Milán, C. N. S. M. de Lyon o la E.S.M.U.C. de Barcelona, sus componentes son profesionales que cuentan con una dilatada carrera artística de trayectoria internacional.

La necesidad de renovar la visión de la música antigua, así como el conseguir una espontaneidad natural en las interpretaciones se convierten en prioridades para el ensemble, quienes pretenden dar a conocer una música en muchos casos olvidada pero que forma parte indiscutible de nuestra historia. Desde este punto de vista La Reverencia nace con el afán de difundir la música del período renacentista y barroco. Sus trabajos siempre se han destacado por ofrecer nuevas lecturas de estos repertorios, plasmando en cada concierto que realizan su espíritu joven y entusiasta.

Sus actuaciones siempre han sido aplaudidas unánimemente por crítica y público. Han actuado en gran parte de la geografía española, Holanda, Grecia e Italia, participando en importantes ciclos y festivales como el Festival Internacional de La Mancha, el FRINGE del Festival de Música Antigua de Utrecht, Festival de Música Antigua de Gijón, Sociedad de Conciertos de Albacete, Festival de Música Antigua de Cagliari o el ciclo de música antigua de la Caja San Fernando.

De entre sus conciertos destaca el realizado ante su majestad la Reina Doña Sofía en el Museo de Arte Cicládico de Atenas y su posterior recepción privada. Su trayectoria se ha centrado básicamente en el repertorio renacentista y barroco, dedicando una atención especial a la música española e italiana y manteniendo una actividad constante de interpretación del repertorio hispano.

ANDRÉS ALBERTO GÓMEZ (Clave y Director)

Se inicia en el clave con los profesores del Conservatorio Italiano de París, Salvo Romeo y Patricio Pizarro, ampliando su formación con músicos como Jan Willen Jansen, Tony Millán, Yves Rechsteiner o Huguette Dreyfuss. Terminó sus estudios de clave y música antigua en el Real Conservatorio de La Haya (Holanda) como alumno de Jacques Ogg y en la Escuela Superior de Música de Cataluña, E.S.M.U.C. como alumno de Béatrice Martin, obteniendo matrícula de honor y felicitación del jurado.

En el año 2002 fue finalista del concurso para jóvenes intérpretes de Juventudes Musicales, celebrado en Ciutadella (Menorca). Ha realizado grabaciones para la Radio Holandesa, la Radio-televisión Eslovena, WDR 3, Radio Cataluña, la Radio-televisión Polaca y los sellos ARSIS, PASSACAILLE, TAÑIDOS y VANITAS.

Es fundador y director del ensemble La Reverencia. Sus actuaciones como solista y continuista abarcan lugares como España, Italia, Francia, Bélgica, Suiza, Holanda, Grecia, Alemania, Eslovenia, Polonia y Lituania.

Ha actuado junto a diversos conjuntos como Les Arts Florissants, Tasto Solo, Canto Coronato, Armonía del Parnàs, la Orquesta barroca del conservatorio de La Haya o la Orquesta Sinfónica de Oviedo, siendo dirigido por músicos como William Christie, Paul Dombrecht, Paul McCreesh, Roy Goodman, Richard Egarr o Ton koopman.

Actualmente es profesor de clave y bajo continuo en el Conservatorio Profesional de Música de Murcia.

CRÍTICA

El clavecinista Andrés Alberto Gómez (Albacete, 1978) afronta en este disco la arriesgada empresa de interpretar una de las cimas de la literatura clavecinística: las fascinantes Variaciones Goldberg de Johann Sebastian Bach. Y no desde el piano, como suele ser hoy lo más frecuente, sino desde el instrumento para el que fueron concebidas. Gómez sale airoso del empeño, proponiendo una visión que compagina rigor e imaginación.
Ángel Carrascosa, (Babelia) EL PAÍS, febrero 2012

No recuerdo ninguna versión de las Goldberg por un clavecinista español, así que a Andrés Alberto Gómez, líder del conjunto albaceteño La Reverencia, hay que empezar concediéndole el tributo de la audacia. Pero es que además su interpretación resulta estupenda: destaca por la nitidez de la pulsación, la agilidad articulatoria y el rigor rítmico, que hace que todo suene limpio, pulcro, ligero, quizá demasiado en algunos momentos (Variación 25, un tanto aséptica). Se trata de una visión analítica, grácil y directa, ideal para desbrozar sus principios constructivos y su entraña puramente musical.
Pablo J. Vayón, Diario de Sevilla, enero 2012

Variaciones Goldberg, un trabajo magnífico.
José Luis Pérez de Arteaga, El Ojo Crítico RNE, noviembre 2011

Las interpretaciones están dominadas por la flexibilidad de las líneas y la exuberancia ornamental de las disminuciones. Pavel Amilcar destaca por extraer un sonido de depuradísimo lirismo de su violín, mientras que Manuel Pascual luce una muy apreciable agilidad con la corneta. Todo suena con coherencia, gracia y elegancia. Esta versión de Selma que hace La Reverencia puede situarse a la altura de las mejores.
Pablo J. Vayón , Scherzo, diciembre 2011

Un puñado de excelentes intérpretes y mejores músicos, que se entienden a la perfección en la planificación sonora de las obras interpretadas y que harán las delicias de los que gusten de exquisiteces o de los que quieran descubrir fascinantes senderos por los que los amantes de la música puedan profundizar en las emociones producidas en su escucha.
Javier Hidalgo, diciembre 2011

AVALADO POR LA CALIDAD Y LA PERSEVERANCIA
[...El color, el timbre propio de la música del XVII estuvo garantizado por los instrumentos que la sirvieron. A la vez, esos Instrumentos tuvieron en el grupo La Reverencia a los intérpretes más cualificados. Clave, viola da gamba (bajo y soprano ), vihuela, tiorba y percusión, fueron esos instrumentos. No sólo actuaron los músicos acompañando a la voz – con lo que se pudo apreciar el equilibrio entre las partes, lo que no es poco -, sino que todos intervinieron individualmente también. Imposible destacar en esa individualidad a ninguno de ellos, pero si estuviéramos obligados a hacerlo, lo haríamos con Andrés Alberto Gómez, aunque sólo fuera por la extensa chacona de Bernardo Storacce que interpretó al clave. Muy bien Paloma Gallego Romero, soprano, que además de lucir una voz de fácil modulación, supo usarla al servicio de una música que alternaba entre la extracción popular y la amatoria.]

No hay comentarios sobre “Ensemble La Reverencia”

Añadir un comentario.

Escribir un comentario



  • Compositores

    Juan del Encina

    Juan del Encina Quizás si algún día buscando entre legajos encontramos alguna frase referida a Zerbantes, sonreiremos y seguiremos...

    noviembre 27th, 2018 | Leer más