Creo en la música como herramienta para desarrollar mejores personas

Creo en la música como herramienta para desarrollar mejores personas

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

La ganadora del Fondo APAC-Cainco 2013 con el proyecto “Por una nueva canción”, Verónica Cardozo, creció en medio de la música.

A sus tres años recibió de su madre, sus primeras lecciones de piano, mientras que a los 4 su padre, Guido Cardozo, le enseñó a tocar la flauta dulce.

El talento es una herencia, sin duda, forjado en un contexto ideal. “Me crie toda la vida rodeada de música”, admite Verónica.

¿Qué despertó en usted la certeza de que la música debía ser su profesión?

Mi hermana (Eliana) me ayudó, motivó, fue un ejemplo y me guió ya que ella estudió musica en Argentina.

Unas vacaciones, cuando tenía 11 años, la escuché tocando la flauta traversa y, sin mirar su partitura, le dije que una nota no estaba bien y que debía tocar Fa sostenido.

Ella, sorprendida, me dijo que yo tenía ‘oído absoluto’, que significa memoria de los sonidos.

Ahí fue donde me di cuenta de que había un mundo maravilloso por descubrir.

Un proyecto suyo acaba de ganar un concurso, que le da financiamiento para concretar el espectáculo Por una nueva canción. ¿En qué consiste?

Cuenta historia. Se desarrolla sobre un escenario de Europa con su música y danza, y sobre otro escenario que representa lo nativo chiquitano.

Participarán el Ensamble Dulces Ayres e integrantes de Teatro Titiritando.

¿Quiénes son los protagonistas de la puesta en escena?

En Dulces Ayres tocamos y actuamos los siete integrantes: Gabriel Terceros, Raquel Terceros, Claudia Fernández, Nataly Cabrera, Melina Chacón, Ronald Balderrama y yo.

De Titiritando son los actores Rubén Alviri, Judith Galdámez y Fernando Fernández, dirigidos por César Estrada Herrera.

¿Cuál es el origen de Por una nueva canción?

La idea salió inspirada del tema #1, que titula Cantiga, de nuestro disco A la manera de Dulces Ayres, donde se muestran efectos sonoros de la selva ejecutados con las flautas y percusión que representan cómo era la Chiquitania en la época barroca.

El mismo tema también muestra una melodía del barroco europeo, más elaborada.

La obra va a debutar en la Carpa Barroca Infantil del Festival Misiones de Chiquitos 2014. ¿Cómo se llega a los niños para conquistarlos e introducirlos en la música antigua?

Para llegar a los niños e introducirlos en este tipo de música es necesario enamorarlos de la época mostrándoles, de forma didáctica, un panorama general de qué instrumentos había, cómo se vestían los músicos, que los caracterizaba.

Por una nueva canción tiene escenas cómicas, variadas, transporta a un mundo donde los niños irán creando un gusto hacia ese tipo de música, que quizá nunca escucharon.

Para eso la APAC está creando la Carpa Barroca que ofrecerá conciertos educativos para chicos.

¿Qué hace falta en el marco musical boliviano para apropiarse del repertorio renacentista y barroco boliviano?

Capacitación. Y al ver esa necesidad es que Musiarte, este 2014, iniciará el programa Musiarte en los barrios, mediante el cual se darán talleres de flauta dulce para niños.

Los seleccionaremos para formar un ensamble de flauta dulce, ya que este instrumento nació en la época del Renacimiento, es poco conocido y muy accesible para conseguirlo. Es uno de los más económicos.

¿Por qué eligió el camino de la música como profesión?

Porque la música es parte de mi vida y al vivir en ese ambiente de viajar desde niña en todas las investigaciones y recopilaciones de música y danza de las diferentes culturas de Santa Cruz, junto con mi madre, hizo que conociera nuestra identidad musical y la de otros países.

Creí en que hay mucho por hacer en Bolivia en el ámbito musical y creí en la música como herramienta que ayuda a desarrollar mejores personas, con más sensibilidad.

¿En qué especialidad de la música aún no experimentó y le gustaría incursionar?

Algo que siempre quise desarrollar más es el área de la composición, que pienso iniciarla muy pronto.

Sus referentes…

Mi madre, por la dedicación y constancia en lograr sus objetivos cueste lo que cueste. Mi padre, porque a pesar de ser arquitecto nunca dejó lo que siempre lo hizo feliz, que fue la música.

Aida Mc Kenney porque luchó por que Santa Cruz tenga excelente calidad de músicos y lo logró con Bellas Artes.

¿Cuál fue su vivencia artística más enriquecedora?

Llevar nuestra música tan variada de las tres zonas de Bolivia a Paraguay y a Argentina en festivales internacionales. Los países latinoamericanos no tienen ni idea de la riqueza y variedad que hay en Bolivia.

Eso fue muy gratificante para Dulces Ayres y Belcanto

Protagonista

Santa cruz, 2 de octubre de 1979

Estudió en Bellas Artes hasta el bachillerato, al que llegó con honores en Música.

Siguió sus estudios superiores en la UEB, donde obtuvo la licenciatura.

En 2001 formó el quinteto vocal a capela Belcanto y un ensamble de flautas.

Ejerció en Bellas Artes como profesora de piano, flauta dulce, lenguaje musical, audioperceptiva y dirigió el coro juvenil; también fue su directora artística.

En 2003 instituyó su academia, Musiarte.

Escrito por Leyla Anas – Periodista | ElDeber.com

No hay comentarios sobre “Creo en la música como herramienta para desarrollar mejores personas”

Añadir un comentario.

Escribir un comentario



  • Compositores

    Juan del Encina

    Juan del Encina Quizás si algún día buscando entre legajos encontramos alguna frase referida a Zerbantes, sonreiremos y seguiremos...

    noviembre 27th, 2018 | Leer más