Al Rey, para quien todos viven, venid, adoremos

Al Rey, para quien todos viven, venid, adoremos

  • Comentar
  • Imprimir
  • Compartir

La semana sigue avanzando sin cesar así como la Cuaresma.

Por ello, porque estamos en este tiempo litúrgico fuerte, te estoy trayendo más música religiosa cada semana.

Hoy vamos a hacer una doble conjunción ya que también va a ser religiosa pero de un maestro español.

Se trata de una obra coral impresionante, que nos recuerda a la de otro gran maestro, pero que tiene tal calidad y entidad propias como para maravillarnos.

Nos visita (y creo que por primera vez) hoy Juan Vásquez (c1500-c1560), compositor español, extremeño, nacido en Badajoz.

Su nombre aparece por primera vez en 1511 en la Catedral de Plasencia.

Su trabajo casi se circunscribió a las tierra extremeñas ya que estuvo empleado en la propia Plasencia así como en Badajoz, aunque tuvo diversos empleos en otras catedrales.

Estuvo al servicio de varios nobles.

Sus obras fueron muy famosas ya que tuvieron varias reimpresiones.

Algunas de sus piezas fueron publicadas por primera vez en tablatura para vihuela a cargo de Valderrábano y Pisador.

Le dedicó una colección a Gonzalo de Moscoso, hidalgo de Cáceres, lo que le llevó a permanecer en Sevilla donde es muy probable que muriese.

Su obra más famosa es la “Agenda Defunctorum”, su única colección religiosa, publicada en 1556. Una bella colección de obras fúnebres y para el oficio de difuntos.

Precisamente de esta obra es el Invitatorium Regem cui omnia.

Decía en la introducción que recuerda a otro porque a mí por lo menos me lleva a pensar en el mismo invitatorio de Cristóbal de Morales.

La obra es parte de los maitines del oficio de difuntos.

Vásquez la compuso a cuatro voces y pertenece a la “Agenda Defunctorum” que comenté antes.

En esta obra aparecen los cantos llanos sevillanos junto con la polifonía.

Esto perduró en la Península Ibérica, donde el llamado “stile antico” estaba muy arraigado y se mantuvo en generaciones posteriores hasta llegar a Victoria.

Como comprobarás, Vásquez alterna el canto del versículo del salmo, que es siempre fijo en los maitines de difunto con el texto “Regem cui omnia vivunt, venite adoremus”, con las estrofas del salmo, con diferente métrica y ambiente pero siempre dentro de la contención propia de una obra para conmemorar a un difunto.

La partitura puedes conseguirla aquí.

La interpretación es de la Capilla Peñaflorida dirigida por Josep Cabré.

Escrito por Pepe GAllardo | AeternaChristiMunera

No hay comentarios sobre “Al Rey, para quien todos viven, venid, adoremos”

Añadir un comentario.

Escribir un comentario



  • Compositores

    Juan del Encina

    Juan del Encina Quizás si algún día buscando entre legajos encontramos alguna frase referida a Zerbantes, sonreiremos y seguiremos...

    noviembre 27th, 2018 | Leer más